Opinión

EL QUERUBÍN VIDRIO

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

Según lo manifestó (a) Vidrio le ha regalado al Ecuador aproximadamente cincuenta y cuatro meses de su vida sin que nadie haya sido capaz de demostrarle la veracidad de las acusaciones que pesan sobre él, todo es casi una repetición de lo mismo que dijo el jefe de su banda (a) Mameluco.

El Juez admitió el recurso de apelación presentado por la SNAI relacionado con su disparatado Habeas Corpus concedido por un juez de Manglaralto, entre gallos y medianoche.

El expediente original tendrá que retornar a la Corte de Santa Elena, esperemos que no se pierda en el camino o lo envíen en el lomo de alguna mula.

No es la única sentencia de (a) vidrio, tiene dos sentencias más por el caso Sobornos y por Peculado que sumarían entre las dos diez y seis años de prisión.

Piensa él con optimismo que logró una victoria moral que seguramente sus coidearios la presentarán como un triunfo político y como todos ellos se declararán como perseguidos políticos amenazando con juicios en las cortes internacionales.

Los años que manifiesta haber regalado al país no los demuestra, porque se lo ve con mejor físico que antes, ahora se presenta ágil y deportivo con una tupida cabellera que antes le escaseaba, gafas caras de última moda y un moderno arete en una de sus orejas.