Actualidad

El PSC y la ID aseguran que no hay los votos para destituir al Presidente

Con quórum completo, el pleno de la Asamblea instaló la continuación de la sesión virtual 782, para tratar la destitución del Presidente. Después de ocho horas de debate, la sesión se suspendió a las 23:25 y se reinstalará el martes 28 de junio a las 11:00.

El debate para destituir al presidente Guillermo Lasso despertó el interés de participación de los asambleístas, incluso de quienes asisten muy poco al Pleno.

En la primera sesión del sábado 25 de junio, que inició a las 18:00 y se extendió hasta las 01:45 del domingo, 31 legisladores intervinieron.

Y para el segundo día de la sesión, 44 más pidieron la palabra.

Con 137 asambleístas registrados, el Pleno tiene la tarea de discutir el trámite de destitución del presidente Guillermo Lasso.

El pedido fue hecho por 47 asambleístas de la bancada correísta Revolución Ciudadana, invocando el numeral 2 del artículo 130 de la Constitución.

La bancada argumenta que en el país existe “grave conmoción social y política”. El debate ocurre en momentos en que el país llevaba 14 días de protestas, convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

Las bancadas que no apoyan destitución

En el primer día de la sesión 782, el Presidente estuvo representando por el asesor jurídico del despecho, Fabián Pozo. Pozo leyó una carta del Primer Mandatario, en la que tildó de “absoluta irresponsabilidad” con la ciudadanía la solicitud presentada en la Asamblea para su destitución.

También dijo que en este pedido, no se cumplen ni se justifican las causales contempladas en el artículo 130 de la Constitución.

Mientras que en este segundo día de la sesión, los legisladores de la bancada opositora del PSC reiteraron que no apoyarán la destitución de Lasso.

“Todos queremos que reaccione y cumpla las promesas de campaña”, le dijo al Presidente la legisladora socialcristiana Nathalie Viteri.

Pero Viteri agregó que esto no significa que apoyarán su remoción del cargo. Una postura similar ha sostenido la Izquierda Democrática (ID), y algunos asambleístas del movimiento Pachakutik, brazo político de la Conaie.

Johana Moreira, de la ID, se anticipó en decir que no existen los 92 votos para censurar al Presidente. “Tenemos que agotar la única vía de presión que tenemos contra este Gobierno”, dijo.

“La bancada de la ID no nos prestaremos para intenciones golpistas”, añadió Ramiro Frías, también de la ID.

Mientras que del grupo dividido de la ID propusieron la creación de una comisión encabezada por los líderes de las comunidades indígenas para dialogar.

“Pero los que no tienen intereses personales y no quieren generar el caso”, dijo el legislador Alejandro Jaramillo.

La expresidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, denunció que Leonidas Iza, junto a los rebeldes de Pachakutik, ID, y el correísmo, promovieron su destitución.

“Desde el principio estuvieron atrás de dar un golpe de Estado, derrocar al Gobierno nacional”.  Críticas al Gobierno

Otro grupo de asambleístas continuó con discursos sobre los altos niveles de inseguridad, el desabastecimiento de medicamentos e insumos en los hospitales, el aumento de impuestos, y la falta de control en los precios.

Incluso, varios de ellos mostraron videos denunciando una reacción violenta de la fuerza pública en los 14 días de manifestaciones.

No faltaron legisladores que les reclamaron a la bancada de UNES que hagan oficial su disposición al cargo como lo anunciaron en redes sociales.

Esto ocurrió antes del pedido formal de destitución del Presidente ante la Asamblea. “Quisieron parecer que son los desprendidos, los que no se aferran al cargo.

Cuando les comenzaron a pedir que pongan la renuncia por escrito, que no sea solo un show mediático, se echaron para atrás”.

Pedro Velasco, partido Avanza. UNES defiende pedido  Por su parte, la legisladora de UNES, Marcela Holguín, indicó que las bancadas que no apoyarían la destitución de Lasso están traicionando a la gente.

“No hay nada más democrático que llamar a elecciones anticipadas”, añadió Holguín.

Mientras que el legislador por Manabí, Fernando Cedeño, aseguró que el pedido de UNES es legítimo y que ha sido el único bloque que se ha atrevido a plantear una solución a la crisis política del país.

“Desde el Gobierno nunca ha existido una intención real de diálogo”, dijo Cedeño. Después de casi ocho horas de intervenciones, el presidente de la Asamblea Virgilio Saquicela, suspendió la sesión, que se reinstalará el martes 28 de junio a las 11:00. Cuando termine el debate, el Legislativo tiene 72 horas para someterlo a votación.

Para hacer uso de este contenido cite la fuente y haga un enlace a la nota original en Primicias.ec: https://www.primicias.ec/noticias/politica/psc-id-no-hay-votos-destituir-presidente/