Opinión

El profundo rencor entre los royals británicos… ¿no tiene fin?

(CNN Español) — ¿Otro tema que está en un gran número de medios? Reportajes sobre la continua crisis familiar del príncipe Harry. Sí… esto no se acaba y cada día parece ensancharse más la brecha entre los integrantes de la familia real británica.

Se me ocurre que a veces el rencor familiar nos desborda y nos impide ver las cosas con serenidad o tan solo con un poquito de cariño. ¡Y el príncipe Harry -y la división familiar reflejada en el libro Spare, sus documentales muy personales junto a su esposa Meghan para Netflix y sus varias entrevistas para la TV- sigue dándonos titulares!

El último de ellos ocurrió el 8 de mayo durante su visita más reciente al Reino Unido para celebrar en la catedral de St. Paul el décimo aniversario de la creación de los Juegos Invictus. En esa ocasión Harry no se reunió con el rey Carlos (que parece estar más recuperado de su tratamiento contra el cáncer y ha reanudado sus actividades oficiales), ni con su hermano William, pero sí recibió el apoyo de la familia de su madre, Diana de Gales, quienes acudieron a la catedral. ¡Todo un desprecio! Carlos dijo que tenía una agenda muy llena y que no podría ver a su hijo menor en esa visita, de acuerdo con su vocero. ¡Increíble!

¿La triste realidad? Y un punto a comentar y explorar: Que en muchas familias (¡de la nobleza o no) el rencor creado por una ofensa es muy grande y difícil de borrar. Y que “lavar” en público “los trapos sucios” de nuestras familias, sean ciertos o no, trae graves consecuencias. Y Harry quizás lo comprobó en esa semana en Londres, lo que ha creado una nueva polémica en el Reino Unido.

¿Hizo bien -o no- el rey Carlos al no ver a su hijo? ¡Hay muchas y muy variadas opiniones! Y muchas son positivas para Harry.

Y mientras tanto, con todo el país hablando sobre este asunto y la información mediática de que el príncipe William es el más indignado de todos con las acciones de su hermano -tal como escuché en el programa Newsnight de BBC-, Meghan y Harry continúan con sus viajes privados y fueron recibidos con enorme fanfarria, casi como royalsen una visita privada a Nigeria, y su trabajo en la Fundación Archewell.

Por cierto, en mayo se conoció que esa institución benéfica había sido suspendida temporalmente porque no había enviado a tiempo los recaudos exigidos por el estado de California para renovar sus permisos de funcionamiento, una situación que ya se solventó, según afirmó el gobernador Gavin Newson al diario Los Ángeles Times. Pero la pareja parece estar más contenta y feliz que nunca. Han anunciado nuevos viajes para mantener contacto estrecho con las personas que recibirán su apoyo económico.

Veremos cuál será el próximo capítulo de esta saga…

 

 

(cnn.com)