Internacional

El primer tren binacional de Sudamérica: une 2 países en 1 hora y media por menos de 6 dólares

Este tren turístico es el más austral y el segundo más antiguo aún en operación. Además, une la historia y cultura de 2 países.

Este tren ha sido un importante vehículo para el desarrollo socioeconómico y la integración regional para superar las consecuencias de la Guerra del Pacífico. Foto: Radio Tacna

El emblemático tren turístico binacional que conecta Tacna (Perú) con Arica (Chile) ha vuelto a operar tras un lapso de casi 3 años, marcados por la incertidumbre de la pandemia de la COVID-19. Este antiguo ferrocarril es símbolo de resistencia y adaptación frente a los retos impuestos por la historia y la naturaleza.

Eltren Tacna-Arica, el ferrocarril turístico más austral del Perú y el segundo más antiguo aún en operación, narra historias de épocas pasadas en cada kilómetro de su recorrido. Construido en 1856 por la Arica & Tacna Railway Co. bajo el Gobierno del mariscal Ramón Castilla, este transporte es un testimonio vivo de la rica historia compartida entre Perú y Chile.

Desde sus inicios, ha sido un importante vehículo para el desarrollo socioeconómico y la integración regional, y ha superado los desafíos planteados por conflictos políticos como la Guerra del Pacífico y las transformaciones territoriales del Tratado de Lima en 1929.

¿Cómo es el primer tren binacional de Sudamérica?

La administración actual del tren, a cargo del Gobierno Regional de Tacna, refleja un compromiso continuo con la mejora y preservación de este patrimonio.

A lo largo de los años, el ferrocarril ha visto varios proyectos de restauración y modernización, como los llevados a cabo en 2015 con el apoyo de la compañía española Idom Ingeniería y Consultoría, para asegurar que aún sea un enlace vital y eficiente entre Tacna y Arica.

El renacimiento del servicio ferroviario llega con la promesa de ofrecer a los pasajeros no solo un medio de transporte, sino también una experiencia cultural y turística inolvidable. El recorrido de 62 kilómetros brinda vistas impresionantes y atraviesa puentes históricos, conecta a los viajeros con la naturaleza y la ingeniería de épocas pasadas. Con un autovagón restaurado y modernizado, tiene capacidad para 49 pasajeros, lo que garantiza una experiencia cómoda y enriquecedora.

 

Esta reapertura es más que un retorno a la normalidad, es una oportunidad para revitalizar el turismo y la economía locales. De esta forma, se anticipa la llegada de cientos de turistas chilenos cada semana. Además, el tren Tacna-Arica simboliza un puente cultural y comercial, lo que fomenta el entendimiento mutuo y la cooperación bilateral.

El tren Tacna-Arica es un medio de transporte y un viaje a través de la historia, la cultura y los paisajes impresionantes que definen la región fronteriza entre Perú y Chile.

Su regreso es un testimonio de la resiliencia y el compromiso con el patrimonio y el desarrollo sostenible, ya que brinda a los viajeros una ventana única a los ticos paisajes que componen Sudamérica. Este renacimiento del tren turístico binacional es un recordatorio vibrante de que, incluso en los tiempos más desafiantes, la conexión y la exploración pueden florecer al ofrecer nuevas oportunidades para el entendimiento y la apreciación mutua.

Fuente: LA REPÙBLICA PERÙ