Opinión

El PRESIDENTE NOBOA TODAVÍA NO ES PROFETA EN SU PAÍS.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

[email protected]

 

 

A nivel de América del Sur es el presidente más aceptado con un alza de popularidad encima de Presidentes Populistas como: Javier Milei de Argentina y Luis Lacalle del Uruguay; a quienes aventaja con algunos puntos de diferencias.

En contraste los menos aceptados son: Dina Boluarte del Perú, Gustavo Petro de Colombia, Nicolas Maduro de Venezuela y, muy cerca de ellos, Lula da Silva de Brasil.

En un rápido análisis se podría llegar a la conclusión que la izquierda Socialista Progresista está en un franco deterioro popular, principalmente porque son generadoras de odio, hambre y miseria… lo poco que ofrecen está relacionado con todo lo negativo, delincuencial basado en todo lo prohibido, fuera de la ley y el orden.

El presidente Noboa tiene buenas intenciones pero tiene un mediocre equipo de Gobierno, que, a pesar de ser en algunos casos de su absoluta confianza, no demuestran ni ofrecen ninguna clase de beneficios a las grandes mayorías nacionales, que puedan contrarrestar las actividades perversas y falsas de los Socialistas Progresistas, que seguirán intentando en su ambicioso plan de tomarse toda América como los Musulmanes de Europa.