Economía

El precio del petróleo está a la baja debido a la recesión económica

En bajada. Tras cuatro meses de obtener más de USD 90 por cada barril de crudo ecuatoriano, su costo se encuentra en descenso desde julio pasado. El 8 de este mes, el precio promedio del hidro­carburo cayó a USD 81,58, según datos de Petroecuador.

Este último valor registrado es menor en un 22% al precio promedio mensual más alto que se contabilizó en junio pasado.

Este descenso responde a la recesión de la economía en China, por las medidas tomadas en ese país para contener el contagio de covid-19, refiere Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe). Esa situación provoca que se reduzca la demanda.

Se prevé también que se levanten las restricciones en contra de Irán y que vuelva a exportar petróleo. Así, habrá una mayor oferta.

El precio del crudo West Texas Intermediate (WTI), que sirve de referencia para el crudo ecuatoriano, cerró el viernes pasado en USD 90,77 el barril. Eso representa un 0,3% más en relación con el valor del día previo; aunque en el conjunto de la semana el valor bajó como resultado de la preocupación por la coyuntura económica global.

La previsión en el mediano plazo es que la cotización de esta materia prima siga a la baja, expresa Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal. “El tren se nos pasó”, dice.

Para Fernando Santos, exministro de Energía, este escenario muestra que la “bonanza” de precios elevados, que llegaron a un pico de USD 122 el 8 de julio pasado, se “nos fue de las manos”, porque no hubo un aumento en la producción.

Santos estima que el costo del WTI se mantendrá entre los USD 75 y 80, en lo que resta del año. El valor estimado es mayor a los USD 59,20, que se estableció para cada barril en el Presupuesto General.

Sin embargo, el descenso en el precio del hidrocarburo implicará que la expectativa de ingresos que había, con los costos superiores a los USD 100 por cada barril, cambie.

En el corto plazo se producirá una disminución en los gastos en la importación de derivados, una menor asignación para subsidios y una baja en el precio de la súper a partir del 12 de septiembre.

La súper bajará un 10%
A diferencia de los consumidores de la extra, ecopaís y diésel, los que emplean súper en el sector automotor verán, durante el próximo mes, una diferencia en el precio porque este no está congelado. El valor referencial actual de este derivado es USD 5,13. Para septiembre, la Cam­ddepe estima que el costo de esta gasolina estará por debajo de los USD 5. Bajará al menos un 10%, porque para fijar el valor de la súper se considera el precio internacional del crudo, que tiene tendencia descendente.

Importación de derivados
El Fisco deberá destinar menos recursos económicos para comprar combustibles, lo que es positivo para las finanzas públicas, menciona Fernando Santos. En Ecuador, el 70% de los derivados (naftas) es importado, debido a que el país tiene una producción de combustibles deficitaria.

Entre enero y junio, por ejemplo, se ha destinado para la importación de derivados USD 3 706 millones, según el Banco Central del Ecuador. Eso representa un 114% más en relación con el mismo periodo de 2021.

Asignación para subsidios
La Camddepe estima que con la caída del precio del hidrocarburo, el próximo 12 de septiembre, cuando se actualice el esquema de subsidios, se evidenciará una reducción en estas subvenciones. Según el esquema de Petroecuador, entre el 12 de agosto y 11 de septiembre del 2022, la extra recibe USD 1,21 de subvención por cada galón, la ecopaís, 1,57 y el diésel premium 2,28. “Con los precios altos se estimaba gastar USD 3 500 millones en subsidios, ahora puede ser la mitad”, dice Fernando Santos.

Menos ingresos fiscales
Cuando el valor del crudo bordeaba los USD 100 se estimaba que el Fisco recibiría unos USD 2 000 millones. “Ahora este beneficio no será tan grande”, dice Alberto Acosta B. El monto será más alto del presupuestado, aunque no se ha aprovechado la oportunidad de los precios altos, porque no ha habido un aumento del bombeo. La producción está desde hace 16 meses por debajo de los 500 000 barriles por día. Petroecuador busca ahora un socio para subir la extracción en Sacha y en 22 campos más.

 

 

 El Comercio