Opinión

El Perdón

Luis Hidalgo Vernaza

luishidalgov@gye.satnet.net

El perdonar es la acción mediante la cual una persona, el que perdona, decide bien sea por propia voluntad o a petición del ofendido, no sentir resentimiento o indignación contra el que recibió la acción, renunciando a la venganza o al reclamo de un castigo contra quien fue su agresor.

El que perdona debe en consecuencia olvidar la ofensa recibida y no guardar rencor hacia quien se la propició, caso contrario, lo que prevalecerá será sin lugar a duda una acción de venganza.

No hay tampoco perdón condicionado, ya que este conlleva que el perdonado deba cumplir con ciertos condicionamientos impuestos  por la otra parte.

He traído esto a colación, porque  en el país se está volviendo una costumbre que la persona ofendida condicione a que la solución del problema tenga como requisito que la otra parte tenga que pedir disculpas públicas, convirtiendo el perdón en un acto de humillación y degradación.

La prepotencia de algunas personas que ocupan altos puestos a nivel gubernamental y que se siente ofendidas en algunos casos por situaciones nimias, son frecuentes y se ven acompañadas con regularidad de poses y actitudes que hacen pensar a los ciudadanos que están en frente de un semidiós, todopoderoso ante el cual deben comportarse como súbditos.  Lo que se conoce en el argot popular,  “Se les sube el cargo a la cabeza”

El papa Francisco en una de sus tantas intervenciones, decía al referirse a los corruptos y al perdón :  La corrupción es un delito que tanta gente comete aquí y allá, no  obstante es nuestro deber de cristianos pedir perdón por ellos, pedir al Señor que les de la gracia de arrepentirse, que no muera con el corazón corrupto. “sabias palabras, pero difíciles de digerir para muchos.

El perdón es la puerta de salida para los corruptos, para los corruptos políticos, para los corruptos especuladores, para los corruptos eclesiásticos, concluye manifestando Francisco, le faltó decir:   para los corruptos prepotentes.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor