Ciencia

El Paquete, alternativa audiovisual cubana, no amenaza a TV según web oficial

Este es “un medio alternativo de gestión privada”, con ventajas y desventajas como cualquier otro, por lo que “no se debe satanizar ni glorificar”, concluye el artículo.

LA HABANA.  El popular “Paquete”, peculiar sistema de distribución privada e informal “offline” de contenidos audiovisuales en Cuba, no amenaza a la televisión estatal sino que debería servir como “catalizador” para su renovación y actualización, señala hoy el sitio oficial Cubadebate.

De gran popularidad, “El Paquete” se ha convertido en imprescindible en la mayoría de los hogares cubana y en una alternativa a los contenidos televisivos que todavía hoy cuentan con una “gran carga ideológica”, según afirma un amplio artículo publicado en la web oficialista.

Se trata de una colección digital en la que semanalmente se pueden encontrar capítulos de series norteamericanas, europeas y de producción nacional; telenovelas, libros, revistas, “apps”, películas y hasta anuncios publicitarios de negocios privados, a precios que oscilan entre los dos y los diez dólares.

“Contrario a lo que se pueda pensar, la televisión no tiene un enemigo en El Paquete de la Semana, sino que este es más bien un catalizador para que nuestra televisión se renueve”, afirma el texto, que reconoce que “la pequeña pantalla va perdiendo audiencia” en la isla, principalmente por la pobre calidad de su programación.

La preferencia por los “medios alternativos” como “una mejor vía de entretenimiento” y de mayor diversidad de elecciones, se explica como una tendencia a “evadir” contenidos basado en modelos desactualizados, que todavía predominan en las producciones del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), argumenta la nota.

“La sociedad cubana ha cambiado mucho en los últimos 20 años, se ha desideologizado y una de las maneras en las que este fenómeno se manifiesta es en el rechazo a la televisión”, explica el periodista del diario Granma y crítico de cine, Rolando Pérez Betancourt, citado por Cubadebate.

El artículo insiste en que, si bien el alcance del “Paquete” no “atenta contra la supremacía de la televisión como medio audiovisual con más audiencia”, sí es “un reto” para el ICRT y otras productoras de contenidos en Cuba, las que “deben actualizar sus contenidos y considerar todavía más las necesidades del público”.

La frivolidad de algunos contenidos es uno de los principales defectos que las autoridades culturales critican a esta colección, calificada por el crítico cubano Víctor Fowler como “el internet de los pobres”, en un país que posee uno de los índices de conectividad más bajos del mundo, donde sólo el 5 % de sus habitantes tienen acceso a la red.

El exministro de Cultura, Abel Prieto afirma que “El Paquete tiene ofertas atractivas y legítimas culturalmente, pero también tiene materiales muy mediocres”, aunque insiste en que no sería “inteligente” prohibirlo, sino centrarse en “mejorar su trabajo” y llegar al público que lo consume.

Para Cubadebate, “El Paquete” es una alternativa que “ha llegado para quedarse”, un medio que no es “dañino por sí solo” y el que “quizás con un internet masificado” en la isla, “no se extinga, sino que modifique sus servicios y se adapte a futuros contextos”.

Este es “un medio alternativo de gestión privada”, con ventajas y desventajas como cualquier otro, por lo que “no se debe satanizar ni glorificar”, concluye el artículo. (Efe/ La Nación)