Actualidad

El país necesita paz, dice el prefecto Jairala ante polémica por caso Issfa

Contraloría debe aclarar si hubo alguna imprecisión en el monto de lo pagado por el terreno en Samanes. La Prefectura impulsa un programa de Tiendas Populares

GUAYAQUIL. Durante el diálogo semanal de este jueves 11 de febrero de 2016, el prefecto Jimmy Jairala hizo un llamado a la paz, al referirse a la polémica por la compra de un terreno del Gobierno Nacional al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) para la construcción del parque Samanes en Guayaquil.

Al referirse a este tema desde la cabina de radio Morena, el ejecutivo guayasense dejó en claro un par de aspectos. “Yo respeto a la institución militar por su condición de hombres y mujeres que tutelan la soberanía nacional… Nosotros le debemos respeto a las Fuerzas Armadas, pero también hay que recordar que hay un comandante en jefe del Comando Conjunto que es el Presidente de la República; esa misma lealtad que le deben a la institución los militares, se la deben al Presidente de la República”.

Por ello, agregó, “si ha habido alguna ‘imprecisión’ como lo ha dicho el Presidente, y si ha habido algún desfase en el tema de que se debían pagar 7 o 48 millones de dólares, lo que me parece más prudente –en lugar de encender en este momento más polémicas, cuando el país necesita paz- es esperar el pronunciamiento del Contralor, que es la autoridad que finalmente podrá decir si hubo o no hubo mal uso de fondos públicos y si se pagó o no se pagó en exceso, más allá de toda la gestión legítima que ha hecho el procurador en los últimos tres años, según ha dicho el propio Gobierno”.

“Invoco a que las partes esperemos –porque todos tenemos que ver en el tema- a ver qué dice el Contralor del Estado dentro de 45 días y si hay alguna imprecisión, esa imprecisión será corregida. Y si el Contralor le da la razón al Gobierno Nacional, pues tendrá que ratificarse esa devolución de 41 millones de dólares por un presunto pago en exceso… Pero la autoridad dirimente es el Contralor del Estado”, agregó.

Jairala insistió en que se debe buscar que las aguas vuelvan a su cauce, “porque estamos en un momento crítico: no hay liquidez en el Gobierno -los GAD provinciales y municipales estamos atrasados y la crisis es para todos-; estamos ante la amenaza de El Niño; estamos tratando de controlar la propagación del zika… Tenemos tantos problemas encima, que asumir otro más para calentar las calles, verdaderamente, no merece Ecuador estar en una situación así”.

Al ser consultado sobre el atraso en las asignaciones del Gobierno Nacional a los gobiernos seccionales, Jairala reiteró que la Prefectura del Guayas tiene problemas de liquidez. “La deuda, hasta ahora, bordea los 30 millones de dólares”, dijo.

Entre las medidas adoptadas para garantizar la continuidad del accionar institucional, está la contratación de obras sin anticipos y la priorización del uso de maquinaria propia. “Ninguna obra de la Prefectura está detenida; todas las obras están avanzando y todas las carreteras (se ha previsto inaugurar seis) que estamos haciendo están avanzando”.

A nivel de nuevos planes institucionales, Jairala anunció que se implementará el programa de Tiendas Solidarias que iniciará como un proyecto piloto con 75 negocios sustentables en cinco cantones. El programa reúne a instituciones públicas y privadas, y está dirigido a grupos vulnerables; es decir, a madres solteras, personas con discapacidad, adultos mayores o personas de escasos recursos económicos, que no cuenten con capital para emprender un negocio o que ya tengan una tienda en condiciones precarias y que necesiten potenciarlas.

Para ello, se mejorará la infraestructura, se adecuarán los locales con perchas y letreros identificativos, se les colocará rejas de protección y se capacitará a los microempresarios para que estén en capacidad de armar un plan de negocios, administración, marketing, contabilidad y educación financiera. (Prefectura del Guayas)