Opinión

EL P.S.C. CAYÓ EN DESGRACIA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

 

Sin lugar a ninguna clase de duda, están muy lejanos de por lo menos parecerse al partido de sus orígenes con líderes exitosos como: Camilo Ponce, Sixto Durán Ballén y León Febres Cordero, tres ilustres Presidentes de la República que tuvieron otros conceptos socio – políticos muy diferentes a los actuales dirigentes que se enloquecieron por el poder; embobados por un fácil enriquecimiento ilícito pensando que sería eterno, hoy están tan desprestigiados que siguen pensando que la única  salvación está en manos de un huésped de última hora como los es Jan Topic o también aliarse con la escoria política dirigida por un demente innombrable prófugo de la justicia.

Las múltiples contradicciones entre los dirigentes actuales con toda seguridad les está causando más daño que todas las trafasías corruptas denunciadas públicamente por la eficiente Fiscal General de la Nación, que utilizando sus propios dichos o mensajes «No se ahueva», sin el innecesario Carajaso.

La justicia tarda, pero llega, y, éste arribo fue más rápido de lo esperado y los está desnudando de cuerpo entero a una buena parte de su dirigencia actual, la justicia se encargará de nombrarlos y sancionarlos.

Prohibido, además olvidar, que no solamente se peca o delinque de acción, sino también por omisión.