Internacional

El nuevo primer ministro de Perú renunció tras cuatro días en el cargo

El primer ministro de Perú, Héctor Valer, dimitió a su cargo apenas cuatro días después de su nombramiento después de que el presidente, Pedro Castillo, anunciara cambios en el gabinete y de que varios partidos políticos anunciaran que no le darían el voto de confianza.

Valer, congresista por el partido Perú Democrático ha intentado justificar las denuncias por agresión en su contra por parte de su hija y su difunta esposa al señalar que fueron creadas por la prensa. Sin embargo, éstas fueron interpuestas por sus familiares en una comisaría.

“Sigamos organizándonos porque la derecha no nos va a derrotar. Ahora me derrotaron e hirieron a un combatiente. Me retiro a mis cuarteles, pero vendrán otros a seguir combatiendo la injusticia social en el Perú”, ha afirmado Valer en declaraciones a la prensa.

Valer descartó además que Castillo le haya propuesto alguna otra cartera debido a que es “necesario tender puentes” para llegar a un consenso. Así, indicó que en la actualidad se considera un “obstáculo” para obtener esos puntos en común entre el Ejecutivo y el Legislativo.

“Los ministros que se designan se nombran bajo la coyuntura. Yo creo que ya cumplí mi ciclo. He venido a dejar una gota de sangre como aporte a la construcción de este Gobierno. Me retiro a mis cuarteles de invierno a limpiar la honra y dignidad de toda mi familia, y a seguir trabajando en el Congreso”, insistió.

LAS ACUSACIONES

Varios periódicos criticaron a Castillo por no haber mencionado los cuestionamientos al primer ministro en su mensaje, sino que fustigó al Congreso por negarse a recibir este sábado a Valer para solicitar el voto de confianza. “Recambio de gabinete sin mea culpa”, tituló La República en portada.

Tradicionalmente el Congreso peruano debate los pedidos de confianza tres o cuatro semanas después que se nombra un nuevo gabinete, no a los pocos días.

Valer quedó en entredicho luego de que varios medios limeños publicaran el jueves que su esposa y su hija universitaria lo denunciaron en 2016 por supuesta violencia familiar.

Según el diario El Comercio, la esposa y la hija denunciaron que “fueron agredidas por Valer” en su casa en Lima, el 21 de octubre de 2016. En una comisaría la hija declaró que su padre “le propinó bofetadas, puñetes, patadas […] y jalones de los cabellos”, lo que Valer ha negado afirmando que no es un “maltratador”.

“No la golpeé [a mi hija]”, dijo este sábado Valer, agregando que va a presentar querellas judiciales contra “aquellas personas que mancharon” su honra.

El cargo de “presidente del Consejo de Ministros” de Perú, creado en 1856, da mucho poder y prestigio, pero es muy volátil. Desde el año 2000, han sido designados 30. En 2020 uno duró 20 días y otro apenas cuatro, uno más que Valer.

En la práctica es el número dos del Ejecutivo peruano, porque el vicepresidente no tiene responsabilidades ni salario mientras el presidente está en funciones, aunque lo sucede si debe dejar el mando anticipadamente.

CUATRO GABINETES EN SEIS MESES

Castillo anunció el viernes en la noche, en mensaje difundido al país por televisión, que había optado por “recomponer” su gabinete, una medida que implicaba la salida de Valer, un abogado y parlamentario de 62 años.

Horas antes, la jefa del Congreso, la opositora María del Carmen Alva, había pedido a Valer que diera “un paso al costado”, pero el tiro de gracia se lo dieron aparentemente tres ministros que también cuestionaron los antecedentes de su superior jerárquico.

“El ejercicio público requiere de funcionarios libres de esas denuncias”, indicó en su cuenta de Twitter el canciller César Landa, un diplomático de carrera que posiblemente no será incluido por Castillo en el próximo gabinete, el cuarto en sus seis meses de gobierno.

El mandatario, un profesor rural de Cajamarca (norte), todavía no ha designado a su nuevo primer ministro ni al resto del gabinete, de 19 miembros.

Fuente: INFOBAE