Ciencia

El nonagenario experto en saltamontes que tuvo que huir de Franco

Antonio Bolívar Goyanes fue el editor de tres de los últimos libros de Gabriel García Márquez (El general en su laberintoVivir para contarla y Memoria de mis putas tristes), pero no ha venido a España para hablar del realismo mágico. O quizá sí. Bolívar, un entrañable mexicano de 77 años, aterrizó el lunes en Madrid con una medalla decorada con el dibujo de una lupa y un compás. La última vez que esta insignia pisó suelo español fue en los estertores de la guerra civil, poco antes de que él naciera. “La he traído porque nunca pudimos devolverla”, explica.

Bolívar Goyanes es nieto de Ignacio Bolívar Urrutia, el llamado príncipe de las ciencias naturales españolas. Nació en 1850 en Madrid, se convirtió en uno de los mejores entomólogos del mundo, introdujo las ideas darwinistas en España y dirigió el Museo Nacional de Ciencias Naturales y el Real Jardín Botánico. El poeta Antonio Machado, en su Juan de Mairena, citaba al “insigne Bolívar, cazando saltamontes a sus setenta años, con general asombro de las águilas, los buitres y los alcotanes de la cordillera carpetovetónica”.

EP