Economía

El negocio de ‘sobrevivir’ con las ventas de catálogos

Oportunidades. Para muchas mujeres, la venta de productos de belleza se ha convertido en su principal respaldo económico.

GUAYAQUIL. En Ecuador las ventas por catálogo se han convertido en una fuente de ingresos para muchas familias. De acuerdo con cifras de Ana Segovia, directora general de Belcorp, unos 80.000 empleos directos se generan en el país por este negocio.

En cuanto a productos, son los cosméticos y los artículos de cuidado personal los que cuentan con la mayor participación, luego sigue la bisutería por lo que la esta firma que representa a marcas como de sus marcas Ésika, L’Bel y Cyzone, inaugurará su nueva planta, que tendrá capacidad de exportación y en la que se invirtieron aproximadamente $1,5 millones para la producción de emulsiones, cremas capilares, champú y otros productos.

“Nosotros tomamos precaución el año pasado y muchas de nuestras fragancias las comenzamos a producir en Ecuador, manteniendo la calidad. Ahora nosotros estamos preparados para estos cambios –salvaguardias-”, resaltó.

Dolores Gallego es una consultora de las ventas por catálogo de esta empresa, que en búsqueda de la independencia económica encontró un buen negocio en las ventas de los cosméticos por catálogo. Ella anualmente vende $130 mil en productos.

Desde hace poco más de 2 años, esta manabita resaltó que estas marcas de belleza le han generado oportunidades de empleo, donde el incentivo y las ganancias a partir de sus volúmenes de ventas las hacen las atractivas, porque no deben reportarse con horarios ni con exigencias de parte de la empresa. No solo perciben ingresos económicos, sino premios que van desde electrodomésticos hasta vehículos.

Muchas mujeres se dedican a esta actividad pese a tener empleos, fijos, para generarse ingresos. Mirian Cárdenas, promotora de Belcorp, trabaja en el sector público en Manabí, pero aprovecha para comercializar sus productos de catálogos.

Señala que, entre las ventajas de su labor, uno puede manejar su propio horario y destinar tiempo a otras actividades. ¿Se requiere contar con alguna habilidad especial para las ventas? “No, solo muchas ganas de aprender y ponerle bastante empeño”. (DO/La Nación)