Economía

El movimiento de bananas se mantiene estable, mientras que el mercado de los plátanos macho gana fuerza

La oferta de bananas es estable en este momento, con suministros procedentes en su mayoría de Ecuador, Costa Rica, Guatemala y México. «No ha habido grandes cambios en la oferta o la demanda desde principios de año hasta ahora», afirma Andy Thomas-Stivalet, de Kadivac Produce, que añade que la oferta es similar a la del año pasado por estas fechas. «Aunque ahora mismo hay menos promociones».

Con todo, los precios son relativamente altos en estos momentos, lo que indica que, aunque hay fruta disponible, no hay exceso de oferta. También se prevé que siga así en un futuro próximo. «Venimos de dos años de subidas drásticas del precio de la banana, que eran necesarias. Ahora se han detenido, pero no porque los precios estén donde deberían estar, sino porque ha habido mucha oferta de Costa Rica y Ecuador para Estados Unidos», afirma Thomas-Stivalet.

Esto se debe a que, mientras Ecuador ha perdido algunos negocios en Rusia debido a la guerra de Ucrania, en Costa Rica muchas explotaciones ya no pueden exportar a Europa debido a las normativas sobre pesticidas y otros productos químicos que han entrado en vigor este año. «Así que muchos han ofrecido su fruta en Estados Unidos este año, lo cual ha frenado el ritmo de subidas de precios», afirma Thomas-Stivalet.

Dicho esto, no se sabe cuánta de esa fruta ha llegado a EE. UU. «La gente se ha movido un poco, pero no mucho. Cadenas de distribución como Aldi han captado algunos nuevos proveedores en EE. UU. Así que este año lo empezamos con una situación extraña con esta posible fruta extra, de la cual no sabemos seguro cuánta se ha materializado realmente».

Perspectivas de futuro
En cuanto a la oferta, se espera que aumente de cara al verano. Además, lo que ocurra con los precios del mercado al contado marcará el rumbo del año que viene. «Si no baja demasiado, es que hay menos oferta de la prevista. Si baja más, posiblemente haya demasiada oferta contratada. Estamos en un punto intermedio», afirma.

Donde sí ve cambios es en los plátanos macho. «Tenemos más plátanos disponibles», dice Thomas-Stivalet, sobre todo de México. «La gente los busca y está dispuesta a pagar más por ellos. Los precios son ahora más altos que el año pasado, incluso en los contratos anuales, y a veces cuestan hasta 6 $/caja. Eso significa que también hay interés por su cultivo y venta».

Sin embargo, mientras la demanda sigue creciendo, la oferta lo hará a un ritmo más lento, dado que los grandes minoristas quieren que los plátanos macho tengan la certificación de cultivo sostenible a través de Global GAP, Rainforest Alliance, etc. Garantizar la certificación de las explotaciones lleva tiempo, sobre todo en el caso de las más pequeñas.

Por:  EL PRODUCTOR