Internacional

El Mossad frustró un complot de Irán para asesinar a un diplomático israelí en Estambul, un general estadounidense y un periodista francés

El servicio de Inteligencia exterior de Israel, Mossad, frustró recientemente un plan de Irán para asesinar a un diplomático del consulado de Israel en Estambul, según fuentes israelíes citadas este sábado por medios locales.

La información se difundió inicialmente por el canal de noticias Iran International, con sede en Reino Unido. El complot habría sido planificado por fuerzas de élite de la Guardia Revolucionaria iraní y entre sus objetivos también habría habido un general de Estados Unidos establecido en Alemania y un periodista en Francia.

Según el mismo medio, que cita fuentes diplomáticas, el plan se estaba poniendo en marcha por una unidad secreta encargada de planificar y ejecutar operaciones en el extranjero contra objetivos de la oposición iraní y occidental.

Una persona sospechosa de ser un agente a cargo de ello y ahora arrestada en Europa habría confesado haber recibido 150.000 dólares para los preparativos, y se le había prometido también un millón de dólares una vez ejecutados los asesinatos.

Esta noticia se difunde mientras las negociaciones para el pacto nuclear entre Irán y las potencias mundiales siguen sin grandes avances, después de que parecieran estar a punto de llegar a un acuerdo definitivo que por ahora no se ha alcanzado.

Israel, archienemigo de Irán y que le considera una amenaza existencial, se opone de forma contundente a cualquier pacto con Teherán y aboga por mantener línea dura contra ese país.

Imagen de archivo de la Guardia Revolucionaria iraní (Europa Press)Imagen de archivo de la Guardia Revolucionaria iraní (Europa Press)

Irán y las seis grandes potenciales mundiales firmaron en 2015 un pacto nuclear que limitaba las actividades nucleares iraníes con el fin de que el país no se hiciera con la bomba atómica.

Durante su mandato, el ex presidente estadounidense Donald Trump se retiró del acuerdo en 2018 y volvió a imponer sanciones a Teherán.

Tras la llegada al poder en la Casa Blanca del demócrata Joe Biden, su Administración se mostró dispuesta a volver al pacto nuclear y desde abril de 2021 se llevaron a cabo ocho rondas de negociaciones en Viena entre Irán, Francia, Alemania, Reino Unido y Rusia y China, con la participación indirecta de Estados Unidos.

Una de las principales exigencias de Irán es que EEUU elimine al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de su lista de grupos terroristas. Washington se ha mostrado reticente a esta demanda, mientras que Israel ha mostrado su abierta oposición a ello.

A principios de esta semana, el secretario de Estado de los EEUU, Antony Blinken, informó al Comité de Relaciones Exteriores del Senado que “existe una amenaza constante contra los funcionarios estadounidenses, tanto del pasado como del presente”, cuando se le preguntó sobre el complot de la Guardia Revolucionaria para asesinar al ex secretario de Estado Mike Pompeo y otros funcionarios de la Administración Trump.

Dentro del contexto de cualquier compromiso que tengamos, directa o indirectamente, con los iraníes, uno de los mensajes fuertes que les enviamos es que deben dejar de atacar a nuestra gente. Punto”, dijo Blinken.

En los últimos meses, EEUU e Israel han estado en alerta máxima por los ataques contra sus ciudadanos en el extranjero.

Fuente: INFOBAE