Opinión

El melanoma…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

La noticia del melanoma en uno de los párpados de los ojos de Guillermo Lasso, en estos momentos de gran tragedia nacional, provocada no sólo por los reiterados actos de violencia demencial, impotencia de la Fuerza pública, debacle del sistema de salud y casi quiebra del IESS, subasta inversa de los principales cargos del gobierno por parte de los panas y sus empleados sabidos, resulta por supuesto una evidencia de que si no tienes seguro privado y puedes viajar hacia el exterior, quedarte es bajar los brazos y esperar la muerte o sufrir una grave y terrible agonía…

La denuncia de hace pocos minutos, qué en la avenida Plaza Dañín, en Kennedy norte en la ciudad de Guayaquil, han comenzado a exigir vacunas para que puedan operar los negocios de ese sector, definitivamente levantó la barrera de contención de los mafiosos, que declararon su espacio vital todos los sectores de la ciudad, afirmando que el puerto es su principal objetivo militar y comercial…

Guayaquil y sus instituciones o se preparan para contener con todos sus medios y recursos a estos enemigos de su paz y progreso, o se somete cobardemente a la voluntad de las mafias y pandillas…

Este camino es una vía sin retorno, estamos sí o sí en esta autopista de crimen, drogas, extorsiones y sicariatos, sin más aliados que unos pobres muchachos que integran la policía nacional destacada a este sector del país, que saben deben enfrentarse a verdaderos criminales sanguinarios y despiadados, por lo que resulta estúpido y hasta cómplice, que los Asambleístas solo les permita actuar a los policías, después que los criminales actúan, esto es cuando ya tienen un tiro en el cuerpo o en la cabeza, la verdad que se pasaron estos hijos de la gran puntana, rompieron todo sentido de cordura y lógica…

Me solidarizo desde ya con todos esos patriotas policías, que exponen sus vidas, por un sueldo que no justifica ni siquiera un dedo de lo que arriesgan, por eso no podemos tolerar que tengan como jefes: narcogenerales, gente corrompida y ellos si cobardes y canallas…

Volviendo al melanoma del presidente le auguro bendiciones, pero ojalá sirva este episodio, para una meditación profunda y en verdad convoque a una muerte cruzada o renuncie, quédese en USA, pero llévese también a Borrero, acá no nos sirve para nada.
Semper Fi.