Tecnociencia

El manejo sicológico del aislamiento

Paradójicamente, este momento tan dramático para el ser humano es una oportunidad para detener el daño consecuente de tantos otros excesos que ponen en riesgo la existencia del planeta y la vida

El aislamiento es un esfuerzo para la economía mundial y subjetiva, aplicado con la intención de ganar salud y vida. Cada contagio que se evita es un modo de cortar la progresión de esta epidemia que tanto está costando a la humanidad.

Paradójicamente, este momento tan dramático para el ser humano es una oportunidad para detener el daño consecuente de tantos otros excesos que ponen en riesgo la existencia del planeta y la vida o su disfrute.

Pausa en la urgencia, la precipitación, la carrera cotidiana por cumplir, ganar, ser exitoso, consumir, estar a la moda, etc. Una pausa de esos días con la sensación de que no alcanzó el tiempo, de que se postergó lo que más importa o se disfruta. Estamos invitados a una pausa para la reflexión, la reorientación, el rencuentro con la brújula que indique esas pequeñas cosas que nos hacen sentir y ayudan a vivir. Este es también un descanso añorado por muchos, aunque sea difícil de reconocer.

Es una pausa que nos hará mirar, escuchar y hablarles a quienes nos acompañan en el hogar. Será una oportunidad de redescubrir lo que nos une a ellos. Tal vez es también el momento de preguntarnos cómo quisiéramos vivir el próximo aislamiento, aunque ese sí sea elegido en las mejores condiciones de un planeta palpitante de vida y vigor. Aislamiento para amar, trabajar y crear.

Fuente: www.juventudrebelde.cu