Ciencia

El Ipad causa dermatitis grave y alergia en niños

Pediatras aseguran que el iPad es una fuente potencial de reacciones de alergia al níquel en los niños, como la dermatitis, por lo que aconsejan elegir una cubierta libre de metal para la tableta.

ESTADOS UNIDOS. La dermatitis alérgica es cada vez más común en los niños, especialmente la que deriva del contacto o exposición al níquel. Lo más alarmante es que cada vez se vuele más resistente a fármacos y tratamientos. ¿A qué atribuyen los médicos esta proliferación de reacciones alérgicas en infantes? La respuesta se encuentra en la popular tableta de Apple, el iPad.

Médicos estadounidenses describieron en la revista Pediatrics, de la American Academy of Pediatrics, el caso de un niño de 11 años de edad con dermatitis que no respondió al tratamiento con pomada estándar.
El niño tuvo una enfermedad cutánea común que ocasiona parches escamosos, pero desarrolló una urticaria diferente en todo el cuerpo que no respondió al medicamento usual. Tras realizarle una serie de estudios, los especialistas se dieron cuenta que el menor había dado positivo a una prueba de parche para la alergia al níquel.

Al intentar descubrir la fuente de exposición al níquel, se dieron cuenta que la familia había comprado un iPad de primera generación en 2010 y que el paciente lo utilizó desde entonces con frecuencia. Los médicos examinaron la tableta y detectaron en el revestimiento exterior del iPad un compuesto químico que se encuentra en el níquel. “Él usaba el iPad diariamente”, aseguran los especialistas.

Anteriormente ya se habían reportado reacciones alérgicas a las computadoras portátiles y los iPhones de Apple, pero es la primera vez que surge el iPad como fuente potencial de sensibilización de níquel en los niños. No está claro si todos los modelos de iPad y otros dispositivos de Apple contienen níquel.

Los dermatólogos advirtieron a las personas que utilizan sus teléfonos celulares durante largos períodos, que pueden desarrollar una erupción en las orejas o en las mejillas. Ahora recomiendan reducir el contacto entre la piel y los dispositivos, ya sea mediante el uso de una caja o cubierta no metálica, de plástico, alguna carcasa que no contenga níquel o simplemente al aplicar cinta adhesiva para crear una barrera.

En cuanto al diagnóstico, los investigadores comentan que los médicos de cabecera también deben considerar “los aparatos electrónicos – metálicos como causantes de dermatitis, así como efectos personales como algunas joyas, armazones de lentes y cierres de cremalleras” como fuentes potenciales de exposición al níquel. (Internet/ La Nación)