Actualidad

El helicóptero militar accidentado en Pastaza «lo utilizaba el Presidente»

El secretario de la Administración, Arturo Félix, dijo que el helicóptero en el que murieron ocho personas en Pastaza estaba en buen estado y que investigan los motivos del accidente.

El secretario de la Administración, Arturo Félix, reveló que el helicóptero que se accidentó en Pastaza el 27 de abril estaba en buen estado y que lo usaba hasta el presidente Daniel Noboa.

Lo hizo en una rueda de prensa efectuada en El Oro, luego de un recorrido por las instalaciones de Termogas Machala, en el Guabo. Según Félix, las autoridades investigan los motivos por los cuales el helicóptero militar MI171 E se estrelló.

Familiares de las ocho víctimas del accidente aéreo no encuentran consuelo, luego de que el gobernador de Pastaza, Rolando Ramos, confirmara que no había sobrevivientes en el helicóptero, que se accidentó a las 09:45 del viernes 26 de abril en la ruta Shell-Tufino.

Debido al mal temporal, las labores de búsqueda de los cuerpos demoraron más de un día en iniciar. Pasadas las 16:00 del 27 de abril de 2024, la Fiscalía informó que se ha emitido la disposición para el levantamiento de los cuerpos de militares y civiles en Tiwino.

Según la información del Ministerio Público, el Fiscal de turno, dos delegados de Criminalística (de Pichincha y Pastaza) y uno de la Policía Especializada Delitos Contra la Vida (Dinased) se movilizaron al sitio.

Por otra parte, el Gobierno de Estados Unidos -a través de su Embajada y Consulado en Ecuador- emitió sus condolencias a los familiares de los fallecidos en el siniestro aéreo.

Un plan B

Desde el día anterior empezaron las labores de búsqueda. Sin embargo, la lluvia no ha parado desde la madrugada del 27 de abril. Por lo que, desde la Brigada Selva 17 Pastaza, el comandante informó que había un plan B.

Al no poder salir desde el aeropuerto de Shell en Mera (Pastaza), tampoco desde Tena, por el mal temporal, los vuelos despegarán desde El Coca, provincia de Orellana.

Desde ahí saldrá el helicóptero con personal de la Fiscalía, Dinased y técnicos de la entidad militar para recuperar los cadáveres. Son cinco militares y tres civiles quienes perecieron después de acudir a entregar raciones alimenticias a comuneros en medio de la selva afectados por la creciente del río Bobonaza.

Las víctimas del accidente aéreo realizaban labores humanitarias para ayudar a 159 familias afectadas por el desbordamiento del río Bobonaza.

Las víctimas del accidente aéreo realizaban labores humanitarias para ayudar a 159 familias afectadas por el desbordamiento del río Bobonaza. Cortesía

La desgracia ocurrió cuando retornaban, al mediodía del viernes 26. El helicóptero habría explotado. Según el comandante, aún no se conocen las causas, es por eso que un técnico está en el sitio junto a cuatro militares Iwias para evitar que alteren el sitio del accidente.

El helicóptero está en una zona inaccesible. Los Iwias, militares indígenas que conocen la selva, están en el sitio desde la tarde del viernes y entre su misión está construir un helipuerto para que logre estacionar el equipo de recuperación de cuerpos. Una vez que logren extraer los cadáveres, serán trasladados hasta la morgue en Puyo, para luego entregarlos a los familiares.

Acudieron a ayudar

La delegación se dirigió hasta la comunidad de Tiwino para llevar ayuda a 159 familias afectadas por el desbordamiento del río Bobonaza.

La tripulación estuvo integrada por:

El mayor Andrés Octavio Sierra Martínez (piloto).

Teniente Jaime Fernando Cordones Ortega (piloto).

Sargento Leonardo Javier Gutiérrez Aymara (ingeniero de vuelo).

Cabo Cristian Patricio Morales Arboleda (mecánico).

Cabo Édgar Vinicio Montesdeoca Sanipatín (mecánico).

Katya Aragón, Diego Ima y Erik Reyes, funcionarios de la Secretaria de Gestión de Riesgos. El Ejército dispuso la conformación de la Junta Investigadora de Accidentes.

El presidente Daniel Noboa ordenó desplegar todos los esfuerzos necesarios en la búsqueda de la tripulación.

Por:  PRIMICIAS