Actualidad

El hasta ahora canciller de Ecuador será el nuevo ministro de Defensa

El nuevo ministro de Defensa se hará cargo de esa cartera en un momento en que militares en situación de retiro han protestado una decisión del Gobierno de retirar 41 millones de dólares al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA), para transferirlos al Ministerio del Ambiente.

QUITO. El hasta ahora canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, será el nuevo ministro de Defensa tras la renuncia al cargo de Fernando Cordero, mientras que el nuevo titular de Relaciones Exteriores será Guillaume Long, quien se desempeñaba como titular de Cultura, confirmó hoy el presidente del país, Rafael Correa.

En un diálogo con periodistas, Correa también anunció otros dos cambios en su equipo de colaboradores y dijo que la ministra de Cultura encargada será Ana Rodríguez, a la sazón viceministra, mientras que Leonardo Orlando será designado como director del Servicio de Rentas Internas (SRI), la agencia de recaudación tributaria.

El mandatario indicó que en las próximas horas firmará el decreto ejecutivo para designar a Patiño en Defensa, tras aceptar la renuncia de Cordero, a quien agradeció su gestión.

El nuevo ministro de Defensa se hará cargo de esa cartera en un momento en que militares en situación de retiro han protestado una decisión del Gobierno de retirar 41 millones de dólares al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA), para transferirlos al Ministerio del Ambiente.

Asimismo, los militares en retiro cuestionan unos acuerdos ministeriales firmados por el saliente ministro de Defensa en su última acción en el cargo, al que renunció el martes, que elimina la distinción de espacios (casinos, baños, comedores) para la oficialidad y la tropa dentro de las Fuerzas Armadas.

También se oponen a la apertura de los centros de formación militar a todo el personal de las Fuerzas Armadas que opte a esa capacitación según sus méritos, medida que también evita la distinción entre el personal de tropa y los oficiales.

Un ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Ernesto González, criticó ayer los decretos que firmó el saliente ministro Cordero y opinó que con ellos, supuestamente, se intenta confrontar a la oficialidad con la tropa y dividir a la institución castrense.

González, en declaraciones al canal Ecuavisa, calificó la medida como “lo más perverso” que se ha hecho contra las Fuerzas Armadas pues, a su criterio, esos decretos pueden “dividir a una institución que tiene que ser monolítica”.

Conminó al presidente Correa a hacer lo mismo que se dispone en las Fuerzas Armadas y dijo que el mandatario debería abrir las puertas del salón de banquetes del Palacio de Gobierno, para que ahí almuercen obreros, chóferes y otro personal.

También tildó de “demagogia” el decreto que permite que el personal de las Fuerzas Armadas, sin excepción y solo con el valor del mérito, tenga la oportunidad de ingresar a los centros de formación, “porque las escuela están abiertas” a todos, dijo.

De su lado, Bolívar Caranqui, otro militar en retiro que representa a la tropa, se preguntó: “¿Quién va a estar en contra de una medida de esas?”.

Caranqui, más bien, desafió al Ejecutivo a poner en práctica las medidas anunciadas contra la desigualdad en el interior de las Fuerzas Armadas. (Efe/ La Nación)