Economía

El gremio hotelero de Manabí preocupado

Las operadoras de turismo receptivo ya registran cancelaciones

MANABÍ. Luego de que Manabí haya sido la cuarta provincia que más recaudó impuestos en hoteles y restaurantes en 2014,  aparte de ser la segunda provincia con mayor número de alojamientos en el mismo año.  Hablar de turismo en la actualidad en Ecuador en especial en Manabí es inevitablemente, y es que las playas y los mariscos, los sombreros de Montecristi, los dulces de Rocafuerte, el verde asado con sal prieta y las tortillas de maíz de Sacán, ya no serán iguales , estos por ahora han desaparecido.

Sin duda alguna, el terremoto dejó dolor, muerte y un duro golpe al turismo. La recuperación será complicada y también costosa. Ante ello, el director de la Cámara de Turismo de Manabí, Álex Molina, calculó que solo el sector hotelero necesitará entre $ 600 a $ 800 millones para volver a levantar las infraestructuras caídas en toda la provincia (sin contar la promoción turística).

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Gestión de Riesgos, solo en Pedernales, Manta y Portoviejo colapsaron 42 establecimientos turísticos. “Se han cancelado los paquetes turísticos en varios puntos del país. A esto se suma el efecto que pueda provocar la mala imagen internacional por la situación. Están en un comienzo cancelados (los paquetes). Estamos trabajando con los entes públicos para convencer a los turistas que (el efecto del terremoto) no es en todo Ecuador”, comenta el presidente de la Asociación Nacional de Operadores de Turismo Receptivo, Richard Dávila a diario Expreso, luego de que ya han pasado cuatro días después del sismo.

Ante esta situación, el sector turístico espera la ayuda para levantarse. “Se deben generar créditos. También, una moratoria de pago de 2 años de los préstamos a los hoteleros que perdieron sus establecimientos”, detalló Dávila. Pero estas son solo propuestas que serán redactadas para entregarlas al presidente Rafael Correa y al ministro de Turismo, Fernando Alvarado.

Adicionalmente, Dávila y la asociación de momento, trabajan en la reingeniería de sus paquetes turísticos. Entre ellos, está el eliminar la mala imagen internacional que dejó el terremoto. “Creemos que las campañas publicitarias ayudarán a convencer a ese visitante extranjero que canceló o pospuso su viaje a Ecuador. Reconquistar a ese turista que creyó que todo lo que necesita es Ecuador”, indicó el representante del gremio. (VCV/La Nación)