Economía

El Gobierno tiene al menos 4 vías para cubrir las necesidades de financiamiento en 2019

El Gobierno deberá levantar entre 8 mil y 9 mil millones de nuevo financiamiento para el próximo año. De eso, casi 4 mil millones deberán destinarse al pago de intereses y amortizaciones de deuda pública. Por eso son tan importantes los mecanismos y vías de financiamiento que el Ejecutivo determine en la proforma presupuestaria de 2019.

Danilo Albán, miembro del Foro Alternativo de Economía, explicó que los mecanismos más idóneos para levantar recursos frescos son los organismos multilaterales, la deuda bilateral con otros países y la emisión de bonos en los mercados de valores.

Sin embargo, alertó sobre los peligros de emitir bonos de deuda interna para que los compren bancos, aseguradoras o fondos de inversión nacionales. “Eso restringiría severamente la liquidez de la economía, mermaría las reservas internacionales y reduciría el ya declinante crédito para actividades productivas”, acotó.

Recurrir a las multilaterales
La única forma de evitar ese efecto sería, según Albán, que los recursos levantados por esa vía vayan a pagos de sueldos, inversión pública y otros gastos internos, pero no para importación de combustibles o pago de intereses de deuda. “Necesitamos fortalecer las reservas internacionales, para eso los fondos obtenidos internamente se deben gastar aquí, y para los pagos exteriores deberemos buscar recursos frescos de fuera”, añadió.

Para los recursos frescos de fuera, la primera opción son los organismos multilaterales, de los que podemos obtener créditos atados a proyectos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Corporación Andina de Fomento (CAF) y Banco Mundial (BM).

Desde mayo pasado hasta la fecha, bajo la gestión del ministro de Finanzas Richard Martínez, se logró obtener 237,6 millones de dólares con el BID; 368,8 millones con el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) y 150 millones con el Banco de Desarrollo de América Latina.

El exministro de Finanzas, Mauricio Pozo, aseveró que aunque estos recursos son importantes, es ineludible que el país firme un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual podría prestarnos valores más grandes para ser utilizados en la liquidez del Estado.

“Con el FMI podría obtener 3.000 millones en corto plazo, y hasta 10.000 millones más, luego. Además esto abriría la puerta para más recursos de otros multilaterales”, contó.

Albán está de acuerdo con esto y añadió que como país debemos presentar un Plan Económico creíble al FMI, pero tener mucho cuidado de que las garantías que nos pidan no impliquen políticas de austeridad rígidas que profundizarían la desaceleración del crecimiento económico.

Los plazos del FMI fluctúan entre los 10 y 20 años, además las tasas, según se pudo ver en el último préstamo entregado a Argentina, varían del 2% al 5%.

Los compromisos
En la actualidad, la deuda bilateral que mantiene Ecuador asciende a 9.145,7 millones de dólares. De eso, nuestro primer acreedor es China con 6.555,5 millones, seguido por EE.UU. con 1.028,3 millones. Por eso es tan importante la visita oficial que hará Lenín Moreno, con algunos de sus ministros, al país asiático en diciembre próximo.

Según Richard Martínez, el objetivo sería ampliar los plazos de las deudas existentes y abrir nuevas líneas de crédito en mejores condiciones, que no comprometan, como en el Gobierno anterior, grandes cantidades de petróleo.

Otra vía para obtener recursos sería la emisión de bonos a través de bolsa de valores. Pero dependerá de las condiciones de los mercados emergentes y la evolución de las tasas de interés en EE.UU., por lo que sería la opción más cara.

Por eso, el mismo Martínez, y hasta el consejero presidencial Santiago Cuesta, han hablado del interés de varios bancos de inversión por inyectar recursos en el país. En este Gobierno ya se hizo una operación con Goldman Sachs, donde se recibió 500 millones de dólares.

Fuente: La Hora