Economía

El Gobierno quiere acelerar inversiones en su segundo año

Cada dólar de nueva inversión aumenta en $1,4 dólares el crecimiento económico. A la estrategia para sumar contratos de inversión se deben sumar proyectos de infraestructura, dicen analistas.

Luego de un primer año en el que se priorizaron las cuentas fiscales, el presidente de la República, Guillermo Lasso, admitió que en su segundo año de mandato tendrá que pensar más en la producción y el empleo.

Por eso, las fuerzas del Gobierno se deben concentrar en provocar el famoso ‘shock’ de inversiones que el primer mandatario ofreció en campaña, explicó el economista y docente universitario Andrés Rojas.

“Se ha anunciado un portafolio de alrededor de $14.000 millones en obras de vialidad y transporte. Eso debe ser 80% inversión privada y 20% inversión pública, a través de las llamadas Alianzas Público- Privadas, concesiones u otras figuras”, dijo.

El mayor desafío, como reconoció el ministro de Producción, Julio José Prado, es superar el rechazo a la Ley de Inversiones en la Asamblea, que le privó al país de una normativa más moderna y alineada con estándares internacionales.

Ante el nulo espacio político a corto plazo para presentar un nuevo proyecto de Ley, desde el Gobierno se trabaja para mejorar las condiciones con reformas a legislación secundaria, decretos y reglamentos.

Si la normativa que existe se utiliza con inteligencia y hay una buena gestión de procesos, se podría firmar al menos $6.000 millones del portafolio de $14.000 millones entre 2022 y 2023.

Esto es importante porque, como ha dicho el exministro de Economía, Mauricio Pozo, los grandes proyectos de infraestructura son intensivos en empleo y disparan el crecimiento económico. Esto se constató a inicios de los años 2000 con la construcción del Oleoducto de Crudos Pesados.

Según cálculos de instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), un dólar de nueva inversión produce $1,4 adicional en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

En el caso del empleo, se necesitan alrededor de $19,2 millones de inversión para generar entre 800 y 1.000 plazas nuevas.

Rosa María Cabrera, economista y ex consultora del Banco Mundial, puntualizó que tener buenas cifras fiscales era indispensable para generar un mejor ambiente y atraer capitales. Ahora, el Gobierno de Lasso debe sacarle el mayor provecho a las normas que tiene a mano y trabajar en la competitividad y productividad local.

Un manejo exitoso del portafolio en vialidad y transporte, por ejemplo, podría reactivar al sector de la construcción. El 70% del movimiento de ese sector siempre ha dependido de la inversión en obras públicas

Contratos por buen camino

En cerca de 11 meses, se firmaron casi $5.000 millones bajo la figura de contratos de inversión privada.

«Lo que estamos haciendo ahora es utilizar leyes del pasado, pero de una forma absolutamente diferente. Con ejecutividad, con profesionalismo estamos utilizando esas leyes que no son las mejores para avanzar al camino de más inversiones para el Ecuador», afirmó Prado.

En 2021, se rompió el dato histórico con un total de $2.158 millones, que es mayor a los $2.042 millones alcanzados en 2012. Esto que ya era bueno, se superó con lo registrado entre enero y abril de 2022. En ese periodo se firmaron contratos por $2.830 millones.

En total, durante la actual administración se han concretado 220 de esos acuerdos (59 en 2021 y 161 en 2022). Bajo esa modalidad contractual se ofrece estabilidad normativa y tributaria a las empresas privadas. Además, se pueden acoger a una reducción de cinco puntos en el impuesto a la renta; exoneraciones del ISD y de aranceles para la importación de materias primas y bienes de capital relacionados con la inversión.

De los $5.000 millones firmados, el 18% es en el sector Industrial, 13% en el acuícola, 17% en minería, 16% en energía, 5% en tecnología, y 3%turismo, entre los principales.

Lo más importante es que el 56% de los millones firmados se ejecutarán entre 2022 y 2023. Según Prado, de los contratos firmados en 2021, $828 millones se concretarán en 2022; y $62 millones ya se efectivizaron en 2021.

De los contratos firmados en lo que va de 2022, se concretarán $1.000 millones este mismo año; y otros $1.000 millones en 2023.

Como mínimo, las empresas que han firmado contratos de inversión se han comprometido a generar 24.000 plazas de trabajo; pero según estimaciones del ministerio de Producción, entre empleos directos e indirectos podría superarse los 260.000.

Cambio de estrategia y un nuevo proyecto

Julio José Prado, ministro de Producción, explicó que cuando la Asamblea rechazó la Ley de Inversiones, junto con el presidente de la República, se puso como meta que «no íbamos a parar». Según el funcionario, para duplicar la Inversión Extranjera Directa (IED) hasta 2025, del 0,7% al 1,6% del PIB, se necesitan reformas legales en el mercado de valores, Alianza Público- Privadas y en las zonas francas. Es decir, en los grandes temas incluidos en la normativa negada por los legisladores.

Por eso, Prado recalcó que el Gobierno no desiste de volver a presentar un proyecto. «Lo que acordamos con el Presidente de la República es que vamos a seguir insistiendo en el futuro, cuando haya voluntad política en la Asamblea. No tenemos claro si se va a enviar otra macro ley, o si iremos por partes. Por ejemplo, podría ser necesario tener solo una ley de zonas francas», aseveró.

Sin embargo, el envío de cualquier propuesta no será de inmediato porque el Gobierno considera que «hoy por hoy no hay la seguridad y la voluntad política en la Asamblea». Mientras tanto, se trabajará en cambios en reglamentos, legislación secundaria y decretos. (JS)

DATO. – En promedio, la Inversión Extranjera Directa (IED) en Ecuador no ha superado el 0,7% del PIB en los últimos 14 años; mientras en la región se registra el 2,2% en ese mismo periodo.

 

 

 

Diario La Hora