Actualidad

El gobierno presupuesta menos dinero para 28 universidades e institutos públicos

En la proforma presupuestaria destinada para 2024 consta recortes entre USD 800 000 hasta casi USD 20 millones a diferentes centros de educación superior. Incluso la Senescyt contará con menos dinero.

 

La proforma del Presupuesto General del Estado (PGE) para el 2024 prevé menos recursos para varias entidades del Ejecutivo, incluyendo a las universidades e institutos públicos.

 

Según el texto enviado a la Asamblea Nacional, son 28 centros de estudios superiores que sufrirán recortes. El caso más notorio es el de la Universidad de Cuenca, a quienes les restarán casi USD 20 millones. Su presupuesto codificado cerró en 2023 con USD 92.6 millones, y el del presente año inicia con 73.3 millones de dólares.

 

Precisamente este centro de estudio superior había publicado un comunicado en enero pasado en el que rechazaban menores asignaciones a las universidades públicas, una cuestión que denuncian que ha sido recurrente en los últimos años.

Comunicado de la Universidad de Cuenca en el que rechazan el recorte al presupuesto universitario para el 2024.
Comunicado de la Universidad de Cuenca en el que rechazan el recorte al presupuesto universitario para el 2024. ( )

 

Señalaban que esta medida perjudicará en gran magnitud las actividades académicas, científicas y de vinculación con la sociedad, y restringirá el acceso a la educación, la calidad y la gestión institucional.

Otras instituciones con menores previsiones

 

Los centros de estudio superior que más tienen estudiantes en las regiones Sierra y Costa, la Universidad Central del Ecuador y la Universidad de Guayaquil, tendrán recortes de casi USD 15 millones y USD 4.9 millones, respectivamente.

 

El mismo panorama tiene las escuelas politécnicas como la EPN, la Espol y la Espoch. La universidad que más se vería afectada es la Universidad Intercultural Amawtay Wasi, pues su presupuesto pasa de USD 7.7 millones a USD 4.6 millones, reduciéndose en un 40.2 %.

 

Las cuatro instituciones que tienen planeado un aumento presupuestario son la Universidad Estatal de Cotopaxi, Universidad Estatal del Sur de Manabí, Universidad de Investigación de Tecnología Experimental Yachay, y la Universidad Estatal Peninsular de Santa Elena. El Instituto Superior Tecnológico De Artes Del Ecuador (ITAE) es la única que mantiene su misma asignación del 2023.

 

Hasta la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), entidad encargada de crear la política pública de educación superior en Ecuador, tendrá un recorte de USD 17 millones, pasando a USD 114 millones para 2024.

 

Estas previsiones deberán ser analizadas por la Asamblea Nacional, quienes tienen desde el 20 de febrero 30 días para debatirlas.

 

Las observaciones de la Asamblea Nacional serán sólo por sectores de ingresos y gastos, sin alterar el monto global de la proforma, que tiene USD 35 563 millones.

Respuesta del gobierno

 

En una rueda de prensa convocada para explicar la proforma presupuestaria, el Ministerio de Economía y Finanzas apuntó que las universidades tienen una reducción en promedio de tres a cuatro millones de dólares, sin embargo, indicaron que se trata de una proyección.

 

«Es una preasignación, el Ministerio lo que hace es proyectar para distribuir a cada una de las universidades”, dijo Olga Núñez, subsecretaria de Presupuesto.

 

Según las diapositivas compartidas por la misma Cartera de Estado, el Fondo Permanente de Desarrollo Universitario y Politécnico (Fopedeupo), que cubre gran parte financiamiento de las universidades públicas y se forma con el 11 % de la recaudación nacional del Impuesto a la Renta (IR) y del 10 % del IVA, se reduce para este año en cuatro millones de dólares, pasando de USD 1 073 millones a USD 1 069 millones.

Cuadros que compara el financiamiento de universidades públicas y particulares confinanciadas entre 2'23 y 2024.
Cuadros que compara el financiamiento de universidades públicas y particulares confinanciadas entre 2’23 y 2024. ( )

 

Adicionalmente, el gobierno prevé asignar USD 184 millones por concepto de gratuidad, USD 17 millones por funcionamiento, y USD 49 millones por compensación. Estos son los mismos valores que el 2023, obligatorios a realizarse por ley.

 

Sumando una devolución del IVA equivalente a 27 millones de dólares, se plantea distribuir USD 1 346 millones entre los centros de educación superior este 2024.

 

Sin embargo, entre las 33 universidades e institutos públicos que consta en la proforma, su presupuesto codificado para el 2023 cerró en USD 1 445 millones. Con el mismo listado, las asignaciones quedaron en este año con USD 1 283 millones.

Fuente:  Ecuavisa