Actualidad

El Gobierno pone condiciones para el diálogo con la Función Legislativa

Por lo pronto, el Ejecutivo ya designó sus voceros para la reunión con el Legislativo. La comisión estará presidida por el ministro de Gobierno, e integrada por un asesor jurídico y un constitucionalista.

El gobierno aceptó el diálogo con la Función Legislativa como lo solicitó Virgilio Saquicela, presidente de la Asamblea, pero pone condiciones

Para el régimen, los temas prioritarios y tentativos que se deben incluir en el debate deben estar enfocados en la generación de empleo, promoción de inversiones, problemática de la seguridad ciudadana y el que supone una relación “fluida e institucional” entre Legislativo y Ejecutivo.

Francisco Jiménez, ministro de gobierno dijo hoy, 29 de julio de 2022, que “probablemente” este acercamiento se podría producir en el transcurso de la próxima semana.

“Esto permitirá trazar una agenda que lleve a abordar los problemas que tiene el país actualmente”, dijo el ministro de la Política en una rueda de prensa en la gobernación del Guayas.

La reunión de coordinación para definir una agenda mínima entre estos poderes del Estado se podría concretar seis semanas después de que una mayoría en la Asamblea, liderada por el bloque de la Unión por la Esperanza (UNES) y sus aliados del movimiento Pachakutik, la Izquierda Democrática (ID), y algunos independientes, fracasó en su intento de destituir al presidente Lasso a no haber reunidos los 92 votos suficientes.

Comisión del Ejecutivo

Por lo pronto, el Ejecutivo ya designó a sus voceros para la reunión con los funcionarios del Legislativos. La comisión estará presidida por el ministro de Gobierno, e integrada por un asesor jurídico y un constitucionalista.

Francisco Jiménez agregó que están a la espera de que la Asamblea designe sus delegados, pero se adelantó a sugerir que podrían ser los jefes de las cinco bancadas más representativas. Así se establecerá una agenda de trabajo conjunto porque la comisión solo tendrá sentido en la medida que se defina una agenda.

«Si nos vamos a sentar a dialogar no será para tomar el té, sino para trabajar en función de una agenda de país, aprovechar para trabajar en los cinco últimos meses que faltan para que concluya este año, queremos una relación sana con el legislativo, sabemos que está dominado por la oposición al gobierno; eso es lo que sucede en democracia, pero mientras se respete la ley y la Constitución, no tenemos nada que objetar», afirmó el ministro.

Recordó que la Asamblea se demoró casi 60 días en designar vicepresidentes, y el Ejecutivo aún no tiene claro en qué ha supuesto una diferencia la salida de la entonces presidenta (Guadalupe LLori), y la entrada de otro presidente (Virgilio Saquicela), o la destitución de una vicepresidenta (Yeseña Guamaní). (SC)

 

 

Diario La Hora