Economía

El Gobierno está a la espera de la «gran noticia» desde el FMI

El aval a las cifras fiscales, que es considerado por el Gobierno de Lasso como uno de sus mayores logros a la fecha, es el espaldarazo que lleva esperando más de un mes. 

Durante su última entrevista semanal de radio, el presidente Guillermo Lasso aseguró que durante esta semana (del 3 al 6 de mayo de 2022) se esperan grandes y buenas noticias desde el Fondo Monetario Internacional (FMI). El organismo multilateral lleva más de un mes (desde finales de marzo) revisando las cifras fiscales y económicas dentro del programa de financiamiento a Ecuador.

«Necesitamos inversión extranjera, apoyo de los multilaterales de crédito, como el Fondo Monetario, del cual espero esta semana tener una muy buena noticia», dijo Lasso.

En concreto, se espera que el FMI avale el manejo macroeconómico y de las cuentas públicas, lo cual abrirá la puerta para recibir $700 millones de manera inmediata; y $1.000 millones más hasta finales de 2022

El Primer Mandatario recalcó que no se podrá lograr una «relación positiva» con esos organismos «si no hay seguridad de gobernabilidad en Ecuador».

Esas declaraciones retratan una de las principales preocupaciones detrás de la negociación con el multilateral. Desde el Gobierno, según Oswaldo Landázuri, analista económico y empresario, se percibe que han sido alumnos aplicados y han cumplido todos los deberes, por lo que el respaldo del FMI es indispensable para arrancar con pie firme el segundo año de mandato. Ese respaldo se puede esfumar si las presiones políticas y sociales internas hacen que las metas dentro del acuerdo sean inviables.

«En el fondo, Simón cueva y el equipo de economistas de Lasso deben estar pensando en pasar el susto de este año; reducir el déficit y esperar que el siguiente año va a ser mejor. Pero no se están dando cuenta que si baja el precio del petróleo volvemos al mismo problema de insostenibilidad del gasto. Solo este año se necesitan alrededor de $9.000 millones de deuda«, puntualizó.

En otras palabras, a las autoridades nacionales les preocupa que todo lo avanzando en los primeros 12 meses vuelva a cero si no hay flexibilidad tanto desde el multilateral como desde la sociedad ecuatoriana.

El aval o visto bueno del FMI es indispensable también para seguir recibiendo créditos de otros organismos como los $700 millones llegados el pasado 29 de abril de 2022 desde el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). (JS)

TOME NOTA.- Desde el primer golpe de la pandemia, el déficit fiscal se ha reducido de más de $7.000 millones en 2020 a un poco más de $4.000 millones en 2021. La meta es llegar a $2.000 millones en 2022.

 

Diario La Hora