Economía

Estas son las fechas y condiciones para que el Ecuador reciba el crédito del FMI

El Directorio del FMI permitió un desembolso de 1 000 millones de forma inmediata tras la aprobación del acuerdo, el 31 de mayo de 2024.

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un nuevo crédito por aproximadamente 4 000 millones de dólares para Ecuador, en un plazo de 48 meses, bajo la modalidad de Servicio Ampliado (SAF)De ese monto, el país recibirá 1 500 millones de dólares este mismo año.

La decisión del Directorio permitió un desembolso de 1 000 millones de forma inmediata tras la aprobación del acuerdo, el 31 de mayo de 2024. El monto servirá para financiar el presupuesto del gobierno y cubrir una parte del déficit o faltante presupuestario, que este año bordea los 6 000 millones de dólares.

Calendario para desembolsos y revisiones

Tabla con 3 columnas y 11 filas.
31-May-24 1 000 Aprobación del acuerdo
15-Nov-24 500 1ra.revisión a finales de agosto de 2024
15-Mar-25 417 2da. revisión a finales diciembre de 2024
15-Jul-25 417 3ra. revisión a finales de abril de 2025
15-Nov-25 417 4ta. revisión a finales de agosto de 2025
15-Mar-26 250 5ta. revisión a finales de diciembre de 2025
15-Sep-26 250 6ta. revisión a finales de junio de 2026
15-Mar-27 250 7ma. revisión a finales de diciembre de 2026
15-Sep-27 250 8va. revisión a finales de junio de 2027
15-Mar-28 250 9na. revisión a finales de diciembre de 2027

Mientras que el resto del crédito, 3000 millones de dólares, se desembolsará en nueve pagos de entre 500 millones y 250 millones de dólares, desde noviembre de este año hasta marzo de 2028. Estos desembolsos se realizarán después de revisar si se han cumplido las condiciones acordadas en la firma del acuerdo.

¿Cuáles son las condiciones para este nuevo crédito del FMI?

Para recibir el nuevo préstamo del FMI, el Ecuador se ha comprometido en, al menos, hacer reformas tributarias y eliminar los subsidios a los combustibles este año.

Reformas tributarias:

Antes de recibir el segundo desembolso de 500 millones de dólares del FMI, en noviembre de 2024, el Gobierno debe presentar un plan para incrementar los ingresos tributarios. Para ello, se ha comprometido a mejorar la eficiencia en la recaudación de impuestos y reducir la evasión fiscal.

En los primeros meses del año, el gobierno de Daniel Noboa avanzó con una de las exigencias del multilateral, como es el incremento de tributos. Una de las primeras medidas fue el alza del impuesto al valor agregado (IVA) del 12 % al 15 %. Esto representará un incremento de 800 millones este año.

También, subió la tasa del impuesto a la salida de divisas (ISD) de 3,5 % a 5 %. Pero se comprometió a eliminar este tributo completamente. El Gobierno espera 300 millones de dólares por este concepto, al finalizar el año.

El acuerdo apunta a que haya una nueva reforma tributaria para los próximos meses. Ya que el Gobierno también se ha comprometido a revisar y racionalizar el gasto tributario como una medida clave para mejorar la recaudación fiscal y asegurar una mayor equidad en el sistema tributario.

El gasto tributario es el monto que deja de recibir el Estado por exenciones, deducciones y otros beneficios fiscales que se otorgan a personas y empresas, como la devolución del IVA a adultos mayores, personas con discapacidad, gobiernos autónomos descentralizados, universidades, entre otros.

Revisión de Subsidios:

El Gobierno también se comprometió a mejorar la focalización de los subsidios para que beneficien exclusivamente a los grupos más vulnerables. La eliminación de la subvención debe hacerse en los próximos meses, antes de finalizar el año. El ministro de Energía encargado, Roberto Luque, ya habló el 30 de mayo del 2024 de la focalización de los subsidios a las gasolinas extra y ecopaís. Señaló que se ha realizado una “lista bastante robusta de los afectados” para trabajar en la compensación a estos grupos, pero no dio más detalles de cómo se aplicará esa retribución. El Gobierno busca eliminar gradualmente los subsidios de los combustibles, para reducir la carga fiscal, que este año superará los 3 000 millones de dólares, entre diésel, gas de usos domésticos, gasolinas, entre otros. Solo se ha hablado de eliminar la subvención a las gasolinas. Estas medidas forman parte de un conjunto más amplio de reformas estructurales y fiscales acordadas con el FMI para garantizar la estabilidad macroeconómica de Ecuador.

Por:  EL COMERCIO