Internacional

El Gobierno argentino oficializa el retiro de cuestionado jefe del Ejército

Pese a que la retirada de la controvertida figura de Milani llega a pocos meses de las elecciones presidenciales.

BUENOS AIRES. El Gobierno argentino oficializó el pase a retiro del hasta ahora jefe del Ejército, César Milani, y la designación, en su reemplazo, del teniente general Ricardo Luis Cundom, a través de la publicación de un decreto en el Boletín Oficial.

Milani, nombrado máximo responsable del Ejército por el Gobierno de Cristina Fernández a finales de 2013, anunció ayer en un comunicado su retiro por “razones estrictamente personales”.

Durante su año y medio en el cargo, Milani acumuló críticas y reclamos de renuncia por parte de la oposición y de múltiples organismos de derechos humanos debido a las investigaciones judiciales y acusaciones contra él por presuntos crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura (1976-1983).

Pese a que la retirada de la controvertida figura de Milani llega a pocos meses de las elecciones presidenciales que designarán al sucesor de Cristina Fernández, el Gobierno desmintió hoy que haya otros motivos al margen de los personales del propio Milani.

“Es un hecho simple: ha pedido el retiro por razones personales y ahí se agota la explicación”, sentenció hoy el jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Aníbal Fernández, durante su contacto matutino con los medios.

El jefe de ministros pidió “no buscarle la vuelta a estas cosas” porque “la explicación más sencilla suele ser la correcta”.

Aunque Milani no está procesado, la Justicia investiga su participación en la desaparición del soldado Alberto Ledo, en la provincia argentina de Tucumán (noroeste) en 1976.

La causa se encuentra paralizada desde hace meses en la Cámara Federal de Apelaciones, donde llegó tras los recursos interpuestos por la familia de Ledo y del fiscal encargado, Carlos Brito, contra la decisión del juez tucumano Daniel Bejas de no ordenar que Milani se someta a declaración indagatoria, pese a las peticiones de las partes.

“Si en algún momento es llamado a prestar declaración indagatoria, y procesado, la presidenta, como había dicho, le hubiera pedido el retiro, pero no fue necesario porque él lo pidió por razones personales”, afirmó el jefe de Gabinete.

También pesan contra Milani acusaciones de violaciones de los derechos humanos en la provincia de La Rioja (noroeste) durante la dictadura y una causa por presunto enriquecimiento ilícito.

El Ministerio de Defensa anunció ayer que la presidenta argentina, en su calidad de comandante en jefa de las Fuerzas Armadas, eligió a Ricardo Luis Cundom, veterano de la Guerra de las Malvinas (1982) de 59 años, como nuevo jefe del Ejército. (Efe/La Nación)