Internacional

El Gobierno alemán cuestiona la investigación a un blog por alta traición

 “Le comuniqué hoy al fiscal federal mis dudas acerca de si los periodistas tenían la intención de perjudicar a la República Federal de Alemania (RFA)”, manifestó Maas.

BERLÍN.  El Gobierno alemán defendió hoy la libertad de prensa como “un bien valioso y sensible” y mostró sus dudas ante la investigación previa abierta por la Fiscalía federal del país contra un blog periodístico por un presunto delito de alta traición.

En rueda de prensa, la portavoz del Ejecutivo, Christiane Wirtz, señaló que la canciller, Angela Merkel, comparte totalmente las apreciaciones del ministro de Justicia, Heiko Maas, que el pasado viernes mostró su desconcierto ante el proceder de la Fiscalía, objeto de crecientes críticas en el país.

“Le comuniqué hoy al fiscal federal mis dudas acerca de si los periodistas tenían la intención de perjudicar a la República Federal de Alemania (RFA)”, manifestó Maas.

La reacción de Merkel llega después de que el jueves el portal Netzpolitik.org, uno de los blogs de contenido político más conocidos de Alemania, informara de que la fiscalía les había comunicado formalmente la apertura de una investigación por un presunto delito de alta traición.

El blog había revelado extractos de documentos confidenciales de la Oficina Federal de Protección de la Constitución (BfV), los servicios secretos de Interior, centrados en la creación de una unidad para la vigilancia de Internet y para la detección y análisis de perfiles de radicales y extremistas en las redes sociales.

La portavoz de la Cancillería subrayó que el ministro de Justicia cuenta con el “total respaldo” de Merkel e insistió en que cuando está en juego la libertad de prensa, garantizada en el artículo 5 de la Constitución alemana, se deben sopesar todos los pros y los contras y buscar el equilibrio justo.

Preguntada sobre si mantiene su confianza en el fiscal federal, Harald Range, se limitó a señalar que lo fundamental en estos momentos es aclarar el caso.

También el Ministerio de Interior, del que depende la BfV, mostró su escepticismo ante el proceso al recordar que, para imputar a alguien un delito de alta traición, debe comprobarse la intención de esa persona de revelar un secreto de Estado para perjudicar a la RFA o para beneficiar a un tercer país.

Según explicó el portavoz de este departamento, Tobias Plate, el presidente de la BfV informó al Ministerio de su intención de presentar una demanda, que posteriormente daría pie a la investigación de la Fiscalía.

La Cancillería, señaló su portavoz, se enteró por la prensa de la investigación de este organismo, que ha dejado en suspenso la apertura de un sumario por presunta alta traición a la espera de un informe independiente sobre el caso.

La página web de la Fiscalía federal fue pirateada el viernes por desconocidos y algunos de sus contenidos han sido retirados de la red, aunque se desconoce si el ciberataque está vinculado a la polémica que ha suscitado la investigación a Netzpolitik.org.

El caso ha sido comparado con la demanda por alta traición presentada en 1962 contra el semanario Der Spiegel por publicar en plena Guerra Fría un artículo sobre unas maniobras de la OTAN y los planes de compra de armas del entonces ministro alemán de Defensa, el bávaro Franz Josef Strauss.

El director de Der Spiegel, Rudolf Augstein, pasó tres meses en la cárcel y el autor del artículo fue detenido en España, pero el caso derivó en una campaña de solidaridad con el semanario y en favor de la libertad de expresión, además de en un escándalo político que culminó con el relevo de Strauss. (Efe/ La Nación)