Actualidad

El gabinete y la gestión del presidente Noboa ahora reposa en los hombros de tres ministros

El gabinete del presidente Daniel Noboa sufrió sus últimos ajustes en medio de la consulta popular y referendo. Aunque los principales cambios fueron simplemente enroques entre tres ministros clave: Mónica Palencia, Michele Contugi y Roberto Luque.

Ellos lideran, al momento, la gestión de las crisis que afectan al país y que podrían convertirse en obstáculos para los objetivos políticos del Presidente. Se trata de la inseguridad, los cortes de luz y la relación con las otras fuerzas políticas, para el tratamiento de las reformas en seguridad, derivadas de la consulta. Pero, en los cinco meses de gobierno, el gabinete ministerial de Noboa se ha caracterizado por su bajo perfil, en general.

Poco se sabe del manejo de cada cartera de Estado, así como de los resultados de la gestión en este tiempo. Por ejemplo, en Vivienda, Telecomunicaciones, Ambiente, Salud, Educación, Agricultura.

Uno de los principales ejemplos de esto fue la campaña de la consulta popular, donde solamente el Primer Mandatario lideró la defensa de las propuestas. La mayoría de sus funcionarios se dedicaron, como es usual, solamente a replicar sus mensajes digitales. Sin embargo, Noboa saludó a su “equipo ganador” la noche del 21 de abril. Y, pese a la cantidad de ministros y secretarios que tiene el Ejecutivo, en la imagen aparecen 16 personas con él. Entre ellas su esposa, Lavinia Valbonesi, que no es funcionaria gubernamental.

En la foto posan de pie: Gian Carlo Loffredo (Defensa), Roberto Luque (Transporte y Energía), Arturo Félix (Administración Pública), Mónica Palencia (Interior), Gabriela Sommerfeld (Cancillería), Ivonne Núñez (Trabajo), Roberto Izurieta (ex de Comunicación), Michele Contugi (Gobierno y CIES).

Y en la fila inferior: José Julio Neira (Anticorrupción), Valentina Centeno (asambleísta ADN), Cynthia Gellibert (Subsecretaria de Despacho y presidenta del directorio de EMCO), Arianna Tanca (Derechos Humanos), Irene Vélez y Doménica Suárez (Subsecretaria de Contenidos). Horas después de difundida la imagen, Izurieta anunció su salida de la Secretaría de Comunicación y se conoció que la consultora y estratega política Irene Vélez lo reemplazará. Inmediatamente, hubo dos cambios más: en Aduanas y en Educación, pero se desconocen los motivos.

Los tres alfiles

Días antes de la votación, el retorno de los abruptos y largos apagones obligaron a la salida de Andrea Arrobo del Ministerio de Energía. Ese hueco lo tapó el ministro de Transporte, Roberto Luque, que ahora está encargado también de esa cartera y de liderar la respuesta frente a los cortes que afectan a la población. Una vez que se cerraron las urnas, con la certeza de que el presidente Noboa consiguió la aprobación de las nueve preguntas de seguridad, llegaron los movimientos de sus otros dos alfiles.

La aparente mano derecha del Mandatario, Mónica Palencia, dejó el Ministerio de Gobierno para convertirse oficialmente en la titular del Ministerio del Interior, del que había estado encargada durante cinco meses.

Ahora, Noboa y Palencia ya no tendrán excusas para mostrar resultados en materia de seguridad. Puesto a que el objetivo de la consulta era darles “herramientas” para luchar contra la delincuencia. Mientras que Michele Contugi, el hombre que ha ido ganando espacio silenciosamente dentro del Ejecutivo y, a la vez, ha mantenido un perfil casi imperceptible, pasó del Centro de Inteligencia Estratégica (CIES) a ocupar el Ministerio de Gobierno, el más visible. Es decir, será el encargado de la gobernabilidad y de las relaciones con los demás actores políticos, sociales e institucionales. Esto sin dejar de lado el ofrecimiento de Noboa de elevar la Inteligencia estatal, para luchar contra el crimen organizado, porque sigue encargado del CIES.

Además, Contugi es el delegado presidencial en las empresas públicas de Astilleros, Santa Bárbara, Petroecuador, la Flota Petrolera (Flopec), la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) y la Corporación Eléctrica (Celec). Las últimas delegaciones cayeron en sus manos en medio de la sorpresiva y grave crisis energética, que según el Gobierno había terminado hace meses.

Fuente: Primicias