Economía

El FIDA llama a invertir en el sector rural

La actual crisis alimentaria causada por factores como el cambio climático, las perturbaciones económicas y las disrupciones en las cadenas de suministro de alimentos ocasionadas por la guerra en Ucrania y la pandemia mundial, ha sido uno de los problemas que afectan directamente a los pequeños productores a nivel mundial. Así lo indica un boletín de prensa del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

El comunicado detalla que a pesar de que los pequeños productores son quienes generan un tercio de los alimentos mundiales, a menudo viven en condiciones de pobreza o pasan hambre, y apenas ganan seis céntimos por cada dólar de alimentos que producen.

Frente a este escenario, el presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Álvaro Lario, viajará esta semana a Estados Unidos con el objetivo de llamar la atención sobre la necesidad de aumentar la inversión en las zonas rurales de los países en desarrollo, con miras a salvaguardar la seguridad alimentaria mundial y, en última instancia, la seguridad nacional.

“En los últimos decenios, las inversiones en las economías rurales y, en concreto, en el sector agrícola han sido sistemáticamente insuficientes. Si se sigue desatendiendo a los habitantes del medio rural, se agravarán la pobreza, el hambre y las migraciones, y aumentarán los conflictos y la inestabilidad. La seguridad alimentaria y de los ingresos es fundamental para la seguridad nacional”, afirmó Lario.

El Informe indica que el 80 % de la población mundial en situación de pobreza extrema vive en zonas rurales, por ello las inversiones en el medio rural y en los pequeños productores pueden lograr que millones de personas salgan de esta situación y dejen de sufrir el hambre.

El representante del FIDA, enfatizó que “Las poblaciones a las que prestamos servicios, que producen gran parte de los alimentos que consumimos, no buscan limosnas; tan solo quieren superar obstáculos como la falta de acceso a la financiación, las tecnologías o la conectividad. Merecen nuestra ayuda”.