Economía

El feriado de los difuntos mueve la economía

Elevar plegarias es el principal objetivo de esta fecha, pero para los comerciantes, en su mayoría informales, es propicia para tener las mejores ventas del año

GUAYAQUIL. El Día de los Difuntos, que se celebra hoy y mañana, mueve la economía en el Puerto Principal. Por ejemplo, en el Mercado de Flores, en la avenida Machala, entre Vicente Piedrahita y Julián Coronel, ofrecen arreglos especiales elaborados con creatividad y una gran variedad exhiben cruces, flores, maceteros y coronas en tonalidades moradas que se comercializan entre $ 1.50 y $50.

Más de 70 comerciantes se ubican en este sitio, quienes esperan que sus ventas aumenten a medida que pasa el día. Uno de ellos mencionó que cuando inicia la jornada se venden unos 50 ramos, pero que por la fecha se pueden llegar a vender hasta unos 100.

Esta fecha también es aprovechada por cientos de comerciantes que en su mayoría son familias enteras, que hasta ayer ofrecían sus servicios fuera y dentro del Cementerio General a quienes llegan a limpiar y preparar las tumbas de sus seres queridos.

Velas, paraguas, abanicos, botellas con agua consumibles y tachos con agua para limpiar, así como los servicios de pintores y rozadores de maleza, son ofrecidos a quienes ingresan al Cementerio General. Y es que desde hoy ya no se permitirá el ingreso de comerciantes a los predios.

Mientras tanto, a un costado de este cementerio, en la calle Novena Este ya se habían instalado cientos de comerciantes de diversos artículos. Hay arreglos florales naturales y artificiales desde 1 dólar, así como velas, ramos, comida, colada morada con guaguas, artesanías sacras entre otras novedades.

Por otro lado, este año, el presupuesto para realizar la colada morada, para una familia de 6 personas es de aproximadamente $25 dólares. En el mercado de Sauces X la libra de mortiño cuesta $1.50, frutilla $1.50, mora $1.25, y la libra de harina de maíz negro $ 0.80.

Un babaco se vende en $ 1.00, una piña en $2.00, una guayaba en $2.00, cinco naranjillas por $1.00, los atados de hierba en $1.00 y las fundas de todas las especias en $0.50.

Otros que también buscan ganar algo de dinero son las agrupaciones que brindan serenata a los que han partido a la eternidad. Los precios oscilan entre $ 60 y $ 120, según el número de melodías a dedicar al fallecido. (DO/La Nación)