Internacional

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández se declara “no culpable” ante una corte de Nueva York en la causa por delitos de narcotráfico

El expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández (2014-2022) se declaró “no culpable” este martes ante la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, en el marco de la causa que se le sigue en EE.UU. por delitos de narcotráfico.

“No culpable, su señoría”, respondió el exmandatario en su segunda audiencia en la que comparece —aunque la primera en persona— desde que fue extraditado a EE.UU. el pasado 21 de abril.

La primera comparecencia de Hernández se realizó un día después del traslado, pero de manera virtual, en la misma corte.

Esta nueva audiencia, en la que se le hizo la lectura de cargos, fue ante el juez Kevin Castel, el mismo que en 2021 sentenció a cadena perpetua —y la devolución de 138,5 millones de dólares— por delitos de narcotráfico a Juan Antonio Hernández, exdiputado hondureño y hermano del expresidente.

El juez fijó la siguiente vista para el 28 de septiembre, con el fin de dar tiempo a la Fiscalía para terminar de reunir las pruebas en contra del expresidente y a la defensa para revisarlas.

Reclamos por trato en EE.UU.

En la audiencia, Raymond Colón, abogado defensor de Hernández, hizo algunos reclamos sobre el trato que le han dado a Hernández desde que fue extraditado a EE.UU.

Dijo, según cita El Heraldo, que a su cliente “se le han negado privilegios de comisario. Hemos intentado depositar dinero pero es rechazado. Ha estado allí durante 20 días sin ningún acceso a la comisaría. No se le ha permitido llamar a su familia”.

“Mis asistentes legales pueden entrar a verlo, pero yo no. No creo estar en ninguna lista de vigilancia. También se le ha negado el acceso a los correos electrónicos. Está en una unidad segregada”, añadió el abogado.

Hernández fue detenido en su domicilio en Tegucigalpa, el pasado 15 de febrero, en medio de un fuerte operativo policial y militar. Un mes después, el juez Edwin Ortez aprobó el traslado del exmandatario a EE.UU.

Concretamente, en el país norteamericano se le imputan tres cargos: conspiración para importar cocaína a EE.UU., usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante la conspiración para importar cocaína y, muy similar al anterior, conspiración para usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos durante la conspiración de importación de cocaína.

Fuente: actualidad.rt.com