Actualidad

El Estado tiene una deuda con los comandos de Taura desde 2008

La Asamblea recibió una visita sorpresa este 18 de enero. El general (sp) Frank Vargas Pazzos llegó al Palacio Legislativo, en Quito, acompañado por una pequeña delegación de los excomandos de Taura.

Próximo a cumplir 90 años, el oficial -que en la década de 1980 dirigió la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE)- pidió a los legisladores que apoyen un exhorto para que se cumpla el mandato de la Asamblea Constituyente de 2008 que restituyó todos los derechos a los 60 militares que estuvieron involucrados en el ‘Taurazo’.

Ese evento se remonta al 16 de enero de 1987. Ese día, miembros del escuadrón de protección de la Base Aérea de Taura secuestraron al entonces presidente León Febres-Cordero durante una ceremonia en esa base. Reclamaban, precisamente, la liberación de Vargas Pazzos que estaba detenido.

La moción para que la Asamblea interceda a favor de los comandos fue hecha por el asambleísta Lucio Gutiérrez, de Sociedad Patriótica. El tema fue incluido como punto de orden del día de la sesión de hoy, 18 de enero, de la Asamblea, pero hasta el cierre de esta nota no era tratado.

Según Gutiérrez, que fue expresidente de la República, el incumplimiento del mandato constituyente habría dejado a los exmilitares y sus familias sin acceso a seguridad social y salud militar, a las pensiones jubilares, entre otros. Seis de ellos ya han fallecido en este proceso. El exhorto, de ser aprobado, será enviado al Ministerio de Defensa y otros estamentos castrenses para que se ejecuten las acciones reparatorias.

La inseguridad es una preocupación

El también excomandante de las Fuerzas Armadas, Frank Vargas, se refirió a la violencia que afronta el país.

Aunque dijo que no está para dar consejo al gobierno del presidente Daniel Noboa, envió un mensaje para que las fuerzas políticas, sociales y los ciudadanos en general se unan como un mecanismo para hacer frente a la violencia del crimen organizado.

Destacó el trabajo que han hecho, hasta el momento, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, porque, según dijo, están restableciendo el orden sin dejar de respetar los derechos humanos. Sin embargo, señaló que nada de eso servirá si a la par no se corrige la desigualdad social.

Fuente: Primicias