Opinión

EL ESPÍA, ESPIADO

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

 

El portal WikiLeaks, de propiedad del hacker internacional de nacionalidad Ecuatoriana Julian Assange, denuncia que su patrón ha sido víctima de espionaje dentro de las instalaciones de la Embajada del Ecuador que le brindó asilo desde hace siete años. Hoy, fue arrestado en Londres tras la disposición del gobierno ecuatoriano de la terminación de su asilo.

Todo esto no es nada más que un libreto de telenovela preparado para impedir el retiro del delincuente internacional del predio Ecuatoriano, poco falta que haga lo mismo que hacen los delincuentes políticos criollos que una vez que los capturan se declaran perseguidos políticos para tratar de escabullirse de la justicia y no cumplir sus penas.

La decisión del Gobierno nacional fue tomada, la demora se dio por formalidades jurídicas diplomáticas tratando que las consecuencias sean las menos traumáticas, no fue nada raro que el día menos pensado amanecemos con la buena noticias que nuestro fraudulento compatriota ya dejó de ser el huésped incómodo de la Embajada de Ecuador en Londres.

Este es un caso más, que en nuestro país se ha convertido en casi normal y con resignación nos estamos acostumbrando a que: – LOS PÁJAROS DISPARAN A LAS ESCOPETAS –