Opinión

EL EDIFICIO «FANTASÍA» Y EL GOBIERNO DE DANIEL NOBOA AZÍN

Dr. Jorge Norero González / Guayaquil

El domingo 30 de junio, el «Diario Expreso» dedica sus páginas principales a una descripción aparentemente unificada de Daniel Noboa Azín, equiparándolo al extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, conocido en psiquiatría como Trastorno Disociativo de la Identidad (TID), antes conocido como Trastorno de Personalidad Múltiple.

En la página 2, en un artículo de la Redacción, se presenta al presidente como un joven inexperto, inicialmente visto positivamente pero ahora criticado por defectos imperdonables. Se califica al gabinete del joven Presidente como carente de experiencia e idoneidad, frente a acciones contundentes pero carentes de un plan coherente.

Se menciona a un analista indignado que critica la improvisación de Noboa, atribuida a la ausencia de un proyecto partidista en favor de uno personalista. Como solución, otro analista, menos crítico y supuestamente docente, sugiere que estos regímenes personalistas deben ser combatidos fortaleciendo las instituciones democráticas.

En la página 3, de manera inexplicable o irónicamente, en un titular destacado: «RC los puso a correr», se informa que Rafael Correa ha circulado 4 nombres de precandidatos, incluyendo dos mujeres, jugando con variables de edad entre 36 y 57 años. La razón detrás de este juego vergonzoso y hipócrita de la redacción del diario queda a juicio del lector.

En la página 4, Roberto Aguilar escribe con un titular sensacional: «DANIEL NOBOA VENDE SU ALMA AL DIABLO». En el «Operativo Tenazas» para captar la Corte Nacional, el presidente y un prófugo coinciden y convienen. La narración de este artículo es por supuesto, la descripción de una serie de situaciones que implican y salpican a muchas instituciones, personajes, incursiona en juicios de valor en casos judiciales, donde seguramente los jueces y fiscales, tanto los asambleístas salpicados, van a dar mucho de que hablar, no se diga del mismísimo Presidente de la República, desnudado por Aguilar como un muñeco de vudú, pinchado con agujas en manos de un diablillo con alas y cuernos, dientes afilados y una mirada sátira..

Como si fuera poco, el ex ministro de finanzas Ortiz del Correísmo, hoy convertido en Gurú y hasta editorialista, señala con conocimiento de causa, que al Gobierno ojalá le interese más la economía que la política…la definición que tome el gobierno en los próximos 100 días será crucial, para lograr buenos resultados a pesar de la caída de la producción petrolera, los apagones, la inclemencia del clima y los políticos…

Todo esto junto, el Ecuador es como el edificio Fantasía, inclinado sobre su base, con peligro inminente de un desplome total, y que pese a su evidente inclinación, siguen estudiando como anclarlo, colocarle columnas que impidan se siga inclinando, y apenas hasta ahora solo han colocado unas cintas amarillas, y estudian como hacer de este edificio, un monumento histórico como LA TORRE DE PISA, y hasta que eso suceda… roguemos que el edificio no se desplome, no cause desgracias y produzca gravísimos perjuicios en el entorno…

Que vivimos de la improvisación, no es para nada nuevo. Que falta experiencia e idoneidad, para nada es de sorprenderse, pero lo que no es aceptable y en esto todos deberíamos hacer causa común, es que la honestidad y la eficiencia, son condiciones fundamentales que ningún ciudadano en el servicio público, puede prescindir y dejar de tener permanentemente presente, en todos los actos públicos y privados, incluidos los periodistas y dueños de medios de comunicación.

Semper Fi.