Opinión

EL ECUADOR ENTRE DOS TRILEMAS.

Emilio Gallardo González/Guayaquil.

emilioegallardog@gmail.com

 

El Ecuador se enfrenta simultáneamente a dos trilemas. Por un lado, en la economía, el país debe abordar tres problemas: pobreza, el desafío fiscal, y el bajo crecimiento. Por otro lado, el combate a la delincuencia, gira alrededor de tres situaciones graves: el narcotráfico, la corrupción y la violencia. El trilema se da porque la solución de un problema sucede a expensas de otro, siendo de esta manera muy complejo y, en muchos casos, imposible la  solución simultánea de los tres problemas. Resolver trilemas que impactan lo económico y el combate a la  delincuencia abordan situaciones que están interconectadas y requieren soluciones que entran en conflicto entre sí.

En lo económico, abordar los tres problemas mencionados de manera simultánea implica equilibrar políticas y recursos para enfrentar la pobreza, garantizar la estabilidad fiscal y aumentar la productividad económica, lo cual requiere decisiones difíciles y compromisos.

Con un alto déficit fiscal , existe una situación grave para encontrar recursos públicos para promover intervenciones que reduzcan la pobreza y la desigualdad, o mejoren la productividad para garantizar el crecimiento económico. Estos tres eventos no pueden abordarse por separado, ya que se retroalimentan. La falta de decisión del gobierno al no enfrentar la eliminación de los subsidios de los combustibles, por el sesgo al costo político, conllevará a profundizar a crisis.

Con respecto al trilema del combate a la delincuencia, estudios realizados por Benjamín Lessing plantea que es difícil de resolver porque cada uno de los ejes (narcotráfico, corrupción y violencia) están interconectados y se refuerzan mutuamente. Por ejemplo, la corrupción puede facilitar el narcotráfico y la violencia, y viceversa

El estudio mencionado considera que si se reprime el tráfico de drogas, sube el precio de los sobornos y los funcionarios tienen más incentivos para corromperse, mientras que si se lucha contra la corrupción los narcotraficantes pueden recurrir a más violencia para mantener su negocio. Concluye que el problema de fondo de este trilema es que se debe elegir entre uno y otro. Por lo tanto, las soluciones a uno de los problemas a menudo pueden exacerbar los otros dos. Abordar uno sin afectar negativamente a los otros dos es un reto sumamente difícil.

Los dos trilemas son una realidad y deben considerarse en la formulación de políticas públicas. Los resultados del último referéndum y consulta popular nos indican que, en materia de seguridad, la sociedad ecuatoriana está dispuesta a aceptar el desafío. En lo económico, el triunfo del ¨No¨ en las preguntas D y E, así como la inercia del gobierno, señalan que seguimos postergando el sacrificio de hoy para lograr el bienestar en el largo plazo, por la conveniencia del corto plazo y la coyuntura política