Opinión

El diálogo y las ideologías

Luis Hidalgo Vernaza

luishidalgov@gye.satnet.net

El Papa concluyó su gira por 3 países de Sudamérica donde dejó en cada uno una serie de mensajes que han sido interpretados de diferentes formas, tanto por el pueblo como por sus mandatarios. No obstante en su retorno al Vaticano, trató de despejar algunas de las inquietudes que quedaron flotando producto precisamente de las interpretaciones equivocadas.

Entre los mensajes de Francisco existieron dos que tienen mucha profundidad y que caen como anillo al dedo a los gobernantes que practican el Socialismo del Siglo XXI: El relacionado con el Diálogo y las Ideologías.

Con respecto al diálogo, tema que está muy de actualidad en nuestro país, indicó:

“El diálogo no es fácil. También está el diálogo teatro, juguemos al diálogo y después hablamos entre nosotros dos y aquello quedó borrado. El diálogo es sobre la mesa, claro, si vos en el diálogo no dices realmente lo que sientes, lo que piensas y no te paras a escuchar al otro e ir ajustando lo que vas pensando y vas ajustando y conversando, el diálogo no sirve, es una pintura”.

Sobre el mismo tema y como tratando de enviar un mensaje directo al gobierno del presidente Correa que ha sostenido que el diálogo será sólo con los de Buena Fe, y no con aquellos que buscan generar violencia y desestabilizar al país, el Papa Francisco indicó:

“La riqueza de la vida está en la diversidad, por lo que el punto de partida no puede ser, voy a dialogar pero aquel está equivocado. No, no podemos presumir que el otro está equivocado, es una ida y vuelta, pero con el corazón abierto con presunciones de que el otro está equivocado, mejor irse a casa y no intentar diálogo”. “El dialogar no es negociar, pues negociar es buscar sacar tajada, si vas con esa intención no pierdas tiempo…” Veremos como se dan las condiciones del tan cacareado diálogo.

Francisco recordó que en lo relativo a las ideologías: “Estas han terminado mal, no sirven (…) , por eso fíjense en el siglo pasado, en que terminaron las ideologías, en dictaduras, siempre, siempre, piensan por el pueblo, no dejan pensar al pueblo.”

No se puede negar que cada día que pasa existe una mayor brecha entre el gobierno y los diferentes Sectores Sociales. El divorcio se ve venir, debido a que el discurso que se mantiene en el oficialismo, no es de apertura, de franqueza, sino que se mantiene la confrontación, el insulto, la vejación y el descalificar a todo aquel no este de acuerdo con lo que se sostiene.

Si a los problemas económicos que ya está afrontando el país por la falta de previsión y por el incontrolable gasto público en los 8 años de gobierno, se le suma la inminente llegada de El Fenómeno del Niño, que como sabemos tiene efectos devastadores, el futuro de los próximos años no es nada halagador, peor con conflictos internos que nos dividen cada día mas.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor