Opinión

El día de los pueblos indígenas

Eliana Cañizares/Guayaquil
eliana.canizares@casagrande.edu.ec

Cada 9 de agosto se celebra internacionalmente el Día de los Pueblos Indígenas. Es el día en que se reconoce la diversidad de culturas, tradiciones e idiomas que unen a estos pueblos, los cuales representan el 6.2% de la población mundial.

Sin embargo, las personas indígenas siguen sometidas a la discriminación, a los malos tratos y a fallas sistémicas que por muchos años les han negado sus derechos y su identidad. Hace unos meses se encontraron en Canadá tumbas clandestinas en escuelas residenciales para niños indígenas, donde cientos de niños fueron llevados para despojarlos de su cultura e introducirlos a la ‘aceptable’ vida social canadiense, y terminaron siendo cremados.

Esto no pasó hace cientos de años, las escuelas residenciales funcionaron en Canadá hasta 1997. Y esta es solo una evidencia más de los abusos sistemáticos que existen hacia los pueblos indígenas y que pasan sin ser reconocidos.

Sin ir más lejos, en Ecuador habitan más de 30 nacionalidades y pueblos indígenas dispersos entre todas las regiones. Hemos sido testigos de la capacidad de resistencia que los convirtió en una fuerza política poderosa, como pasó en el 2019, y sabemos que son parte importante y vital del funcionamiento de nuestro país. Aún así, siguen enfrentando discriminación por su procedencia, por sus tradiciones y sus costumbres.

El 9 de agosto no es la única fecha en la que se debería de reconocer su existencia, y de eso se encargan figuras activistas ecuatorianas como Nemonte Nenquimo, reconocida en el Times como una de las personas más influyentes del planeta. Otra joven, Helena Gualinga, también saca la cara por el país internacionalmente, defendiendo a su tierra y a su cultura.