Economía

El desempleo en EE.UU. baja del 5 % por primera vez desde 2008

El dato de enero se produce después de que EE.UU. cerrara 2015 en su segundo mejor año desde finales de los noventa.

EEUU.  El índice de desempleo en Estados Unidos descendió al 4,9 % en enero, el nivel más bajo desde febrero de 2008, mientras que la creación de empleo se frenó levemente y se situó en 151.000 mensuales, informó hoy el Gobierno.

Se trata de la primera vez que el desempleo en EE.UU. cae por debajo del umbral del 5 % en ocho años, justo al comienzo de la gran crisis financiera.

No obstante, el ritmo de creación de empleo se ralentizó algo, hasta los 151.000 nuevos puestos de trabajo, por debajo de los 181.000 previstos por los analistas.

En su informe, el Departamento de Trabajo revisó a la baja la cifra de creación de empleo en diciembre, de 292.000 a 262.000.

El buen comportamiento del mercado laboral está comenzando a presionar al alza los salarios, y el pago medio por hora trabajada creció un 0,5 % en diciembre hasta los 25,39 dólares en enero.

En el acumulado de los últimos 12 meses, los salarios han aumentado un 2,5 %.

“La tasa de desempleo alcanzó el 4,9 % en enero por primera vez desde febrero de 2008, y la participación en la fuerza laboral se ha mantenido esencialmente estable a lo largo del pasado año”, subrayó Jason Furman, director del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, poco después de conocerse el dato.

Furman subrayó los progresos realizados en la creación de empleo al asegurar que “apenas hace dos años, muchos economistas esperaban que el desempleo se mantuviera por encima del 5 % hasta 2020”.

Los nuevos empleos se generaron tanto en el sector minorista, que agregó 58.000; la sanidad, 44.000, y manufacturas, 29.000.

Por su parte, la participación en la fuerza laboral se mantuvo sin cambios en el 62,7 %.

El dato de enero se produce después de que EE.UU. cerrara 2015 en su segundo mejor año desde finales de los noventa, con la creación de 2,65 millones de nuevos puestos de trabajo, y la tasa de desempleo se mantuviera estable en el 5 %.

De este modo, la consolidación de la mejoría en el mercado laboral en la primera economía mundial añade presión a la Reserva Federal (Fed), quien inició en diciembre el ajuste monetario pero advirtió en enero de un frenazo en la economía.

La Fed cuenta con un doble mandato de promoción de pleno empleo y estabilidad de precios.

Es en este segundo punto donde el banco central mantiene su preocupación por la baja inflación, que cerró 2015 en apenas el 0,7 %, aún lejos de la meta del 2 % a medio plazo.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, se ha mostrado confiada en que la creación de puestos de trabajo, ya cerca del pleno empleo, obligue a los empresarios a subir los salarios de los trabajadores, lo que ayudaría a elevar las perspectivas de inflación.

La Fed ha apuntado que podría elevar hasta en cuatro ocasiones los tipos de interés a lo largo de este año, aunque los últimos episodios de debilidad global y volatilidad financiera han ensombrecido las previsiones.

“Los riesgos siguen inclinados a la baja, es más fácil ver a la Fed reduciendo el ritmo del ajuste monetario que acelerándolo”, señalaron en una nota a sus clientes los economistas Jan Hatzius y Zach Pandl, de Goldman Sachs, quienes habían apuntado a tres subidas de tipos de interés en 2016.

En el plano negativo, el reporte mensual del Departamento de Trabajo dejó entrever que algunos de los problemas subyacentes en el mercado laboral continúan sin disiparse.

Cerca de 2,1 millones de personas llevan sin trabajo seis meses o más, una cifra que no ha cambiado desde junio, mientras que otros 6 millones cuentan con empleos a tiempo parcial pero preferirían contar un puesto a tiempo completo. (EFE/La Nación)