Opinión

EL DESADAPTADO LEONIDAS IZA SOLICITA AMNISTÍA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

El mandamás de la C.O.N.A.I.E. se presentó en la Comisión de Garantías Constitucionales de la Asamblea Nacional para pedir una Amnistía por sus actividades desestabilizadoras y destructoras, en las que la Capital de la República se llevó la peor parte al ser destruido parte de su patrimonio cultural, histórico y turístico, sin olvidar el incendio a la Contraloría General del Estado, lo mismo a un canal de televisión, secuestros, malos tratos a periodistas, violaciones, intentos de tomarse el Palacio Legislativo, cierres de pozos petroleros y destrucción de empresas dedicadas a la exportación de flores.

Como buen revolucionario cobardemente ahora se intenta curar en sano declarándose como un perseguido político después de recorrer el país incitando a la desestabilización.

Junto con él está un grupo de doscientos sesenta compinches en las mismas condiciones, que también están buscando la amnistía, que si es aprobada por la Asamblea con toda seguridad se repetirá la historia, pero con un final diferente al de octubre de 2019.

Si una mayoría irresponsable manda con sus votos y triunfa el pedido de amnistía, la consulta popular o la muerte cruzada se convertirían en indispensables, si logran la amnistía el país el corre el riesgo de una perdida con daños incalculables a la Democracia, aquí viene la importancia de la actividad del frente político que debe actuar pensando en el futuro y bienestar de la mayoría del pueblo ecuatoriano que espera justicia.