Economía

El comercio, golpeado por la inseguridad, teme menor consumo por posible alza del IVA

El 42% de la recaudación de IVA en 2023 provino de los negocios del sector del comercio, cuyas ventas reportan caídas desde julio de 2023.

Si se aprueba la propuesta del Gobierno de Daniel Noboa, de subir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 12% a 15%, la mayor parte de la recaudación vendría por las ventas de los negocios del sector del comercio.

Por las actividades de comercio, el Servicio de Rentas Internas (SRI) recaudó USD 3.557,5 millones por IVA en 2023; esto es el 42% de los USD 8.444 millones recaudados por este impuesto.

Según el Ministerio de Producción, hay unas 586.503 empresas en el sector del comercio, de estas, el 96% son consideradas microempresas.

Y, aunque no están contentos con la medida, las Cámaras de Comercio de Guayaquil y Quito ya han dicho que apoyan la medida si es temporal y si los recursos se destinarán a combatir a la delincuencia, pues la inseguridad ha provocado caídas en las ventas.

Según Noboa, si sube el IVA en tres puntos a partir de marzo de 2024, el Estado percibiría ingresos adicionales por USD 1.071 millones hasta diciembre. Y, en un año completo, el incremento sería de USD 1.306 millones.

No obstante, la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional ha propuesto que el alza de tres puntos sea temporal, por dos años, y que se incremente de manera permanente en solo un punto porcentual; esto es, 13%.

El director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Damián Larco, ha mencionado que el alza de un solo punto porcentual de IVA podría dejar unos USD 400 millones adicionales al año.

El director de Investigaciones de la consultora Inteligencia Empresarial, Juan Javier Jarrín, explica que más allá de los puntos que se incremente, lo más importante es que el Estado recibirá más recursos de manera inmediata, apenas se apruebe la ley.

Y añade que, de esa forma, se reduciría el millonario déficit de recursos que ha puesto al Estado en apuros para pagar, incluso, sueldos del sector público. Según Jarrín, los deciles con menores ingresos de la población consumen principalmente productos de la canasta básica que tienen 0% de IVA. De ahí que no debería haber un golpe a la clase más baja.

Alza del IVA podría afectar al consumo

Pero, por otro lado, el alza del IVA podría ahondar más la caída de las ventas del sector comercial, que ya tuvo un mal 2023, por la crisis de seguridad, la incertidumbre política y los apagones, dice el economista y rector de Tecnológico Argos, Jorge Calderón.

Según Calderón, el incremento del IVA es un desincentivo al consumo, por lo que los negocios podrían tener menos ventas en 2024. Y un menor consumo provocaría que el Producto Interno Bruto (PIB) de Ecuador siga desacelerándose, añade. Por ejemplo, el IVA aumentaría para productos como la gasolina y los almuerzos, que consume la población de clase media. Calderón añade que cuando se anuncian este tipo de medidas otro problema es que siempre hay un efecto especulativo, y las autoridades no alcanzan a controlarlo.

«Aunque se les ofrezca incentivos para la contratación de más personal, las empresas que venden menos tienen menos ingresos y no van a poder contratar más personas», añade Calderón. Juan Carlos Díaz Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil, reconoce que el IVA, al ser un impuesto transversal, «golpeará a toda la cadena de consumidores, lo cual provocará que las ventas se desaceleren un poco». Díaz Granados también dice que la inseguridad ha golpeado al sector en 2023 y les preocupa que esto se repita en 2024.

«Esta situación pone en tensión al consumidor e incide en sus patrones de consumo. Cuando hay un evento de gran conmoción, las personas se refugian en sus casas y prefieren postergar ciertos consumos», detalla.

El sector del comercio reportó ventas locales por USD 78.489 millones entre enero y noviembre de 2023. Se trata de un leve incremento de 1,3% frente a igual período de 2022. Pero ya se ve una desaceleración, pues las ventas locales del comercio habían crecido 14% en 2022 frente a 2021.

En lo que va de 2024 se puede ver que el consumo sigue resentido, en medio de un estado de excepción y toque de queda que obliga a los negocios a cerrar más temprano. Según el reporte de recaudación diaria del SRI, se han recaudado USD 767 millones por IVA entre el 1 y 22 de enero de 2024. Se trata de una cifra 2,3% menor a los USD 786 millones recaudados en igual período de 2023.

Industrias también pesan en el IVA

Las ventas de las industrias de la manufactura también están entre las que más aportarán en la recaudación del IVA si se incrementa la tarifa del impuesto. El SRI recaudó USD 1.344,7 millones de IVA por las ventas de industrias del sector de las manufacturas en 2023.

Esta recaudación representa el 16% del total del IVA en 2023. Los principales gremios del sector industrial también han apoyado la propuesta de alza del IVA, pues consideran que se requiere ese esfuerzo para que el Estado tenga más ingresos para combatir al narcotráfico.

«Se debe solucionar primero la crisis de seguridad para que los negocios se reactiven y vendan más», dice Andrés Robalino, director ejecutivo de la Cámara de Industrias, Producción y Empleo de Cuenca. Robalino reconoce que habrá algunos productos de la industria que podrían tener incrementos en los precios, porque se elaboran con materias primas importadas, que tendrán más IVA.

Sin embargo, el alza de los precios dependerá del peso que tenga la materia prima en el producto. Por ejemplo, hay bienes en los que las materias primas importadas representan el 40% del producto final y otros apenas el 1%, dice Robalino.

Y añade que las alzas de precios la pagarán los consumidores, pero sobre todo aquellos con más poder adquisitivo. Según Robalino, los productos más costosos y que no se compran con frecuencia en los hogares con menos recursos serán los que subirán más de precio y podrían tener menor demanda, como por ejemplo, los carros.

María Paz Jervis, presidenta de la Cámara de Industrias y Producción (CIP) ha dicho que el alza del IVA no debería derivar en una mayor inflación, pues cuando el IVA aumentó a 14% por el terremoto, no se registró un incremento de la inflación. Jervis también dijo que si bien el sector industrial apoya la medida, se requiere que el Gobierno implemente otras acciones como:

Focalización de los subsidios.

Reducción del tamaño del Estado y optimización del gasto.

Lucha contra el contrabando y la evasión.

Fuente:  PRIMICIAS