Actualidad

El CNE alista el inicio del período electoral para las seccionales

Febrero será el punto de partida para los comicios que se celebrarán en el país en el mismo mes del 2023. En esa fecha, los ecuatorianos acudirán a las urnas para elegir prefectosalcaldesediles y miembros de juntas parroquiales.

También se escogerá, por segunda ocasión en la historia, a siete vocales principales y siete suplentes para el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs). La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, explicó que el organismo trabaja desde junio del 2021 en las distintas provincias para analizar los tiempos y ajustar el calendario para las seccionales.

“En pocos días se aprobará el calendario y el presupuesto. Primero tenemos que aprobar en el Pleno el presupuesto, las directrices generales, el calendario. Una vez aprobado, se publicará en el Registro Oficial”.

Enrique Pita, vicepresidente del CNE, informó que un proyecto, que aún debe ser aprobado por el Pleno, establece que las elecciones se realicen el 5 de febrero del 2023. “Lo cual implica que el año electoral arranca la primera semana de febrero de este año”.

¿En qué consiste el calendario?

Este se encuentra dividido en tres períodos: preelectoral, electoral y postelectoral.

En el primero están, entre otros eventos que se deberán desarrollar este año, la declaratoria de inicio del período electoral para las seccionales, la aprobación del presupuesto plan operativo, los cambios de domicilios, las inscripciones de organizaciones políticas y las primarias.

Otro elemento que se aprobará en este lapso es el de las circunscripciones electorales. De acuerdo con el CNE, son 13 cantones que se dividen en distritos para la elección de concejales, con base en el censo electoral del 2010. Son Quito, Guayaquil, Durán, Santo Domingo, Machala, Cuenca, Manta, Loja, Portoviejo, Riobamba, Milagro, Quevedo y Esmeraldas.

Ya en la etapa electoral se prevé la inscripción de candidaturas y la convocatoria elecciones. Pita afirmó que, según el proyecto, se estima convocar a los comicios el 21 de agosto próximo. Esto será por prensa, radio y televisión.

También se hará la inscripción de candidaturas, la elección de los miembros de juntas receptoras del voto, los simulacrosdebates, la campaña y el sufragio. En la etapa postelectoral, en cambio, se efectuará el pago a los miembros de las mesas, la recepción de cuentas de campaña, entre otras cosas.

El experto electoral, Daniel González, hizo dos observaciones. Precisó que en el cronograma previsto no se establece la revisión de firmas de las organizaciones políticas que están pidiendo su creación. Eso, dijo, podría dejarlos fuera de la contienda.

“Muchas de esas rúbricas no han sido revisadas y varias organizaciones están en la cola; según la Ley deben estar aprobadas tres meses antes de la convocatoria a elecciones”.

González agregó que tampoco se han considerado las pruebas técnicas al sistema de escrutinio y al sistema de inscripción de candidaturas. “Han existido problemas anteriormente, sería bueno que se lo incluya para la transparencia”.

Mientras el CNE continúa en sus procesos, las organizaciones políticas con mayor presencia legislativa avanzan en su fortalecimiento de cara a las seccionales.

En Revolución Ciudadana, por ejemplo, no se descartan alianzas con organizaciones ligadas al progresismo. Para Marcela Aguiñaga, directora nacional de la agrupación, el diálogo está abierto siempre que haya más coincidencias que diferencias. “Contamos con grandes compañeros, cuando tengamos definidas nuestras acciones de cara a las seccionales del 2023 lo haremos público”.

El movimiento oficialista Creo confía en lanzar candidaturas propias. Guido Chiriboga, director nacional de la lista 21, señaló que, aunque no pueden adelantar nombres para las candidaturas, tienen “cuadros valiosos”, para el proceso. Una de las figuras que ha surgido para la Alcaldía de Guayaquil es la del actual gobernador de Guayas, Pablo Arosemena.

En el socialcristianismo aún no se adelantan nombres, pero se apunta a sostener sus principales bastiones: la Alcaldía de Guayaquil y la Prefectura guayasense. Voceros cercanos a la alcaldesa, Cynthia Viteri, aseguraron que la funcionaria sí optaría por la reelección; la prefecta Susana González reconoció días atrás en participar para repetir en el cargo.

 

El Comercio