Internacional

El chavismo convocó sesiones extraordinarias de la Asamblea Nacional antes de ceder el control a la oposición

Diosdado Cabello anunció que habrá sesiones extraordinarias el 22 y 23 de diciembre para elegir a magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

VENEZUELA. El jefe parlamentario Diosdado Cabello, número dos del chavismo, dirigía a lo que iba a ser la última sesión de la Asamblea Nacional bajo control del oficialismo, pero convocó para la próxima semana a sesiones extraordinarias para elegir a una docena de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Estos nombramientos antes de ceder el control a la oposición, que se realizarán según Cabelllo en varias sesiones el 22 y 23 de diciembre, resultan claves ante un inminente choque entre gobierno y parlamento, pues las disputas tendrían que ser dirimidas por la máxima corte venezolana.

«Es un proceso irregular pretender a último minuto estar designando autoridades cuando hay una nueva realidad política en el país», afirmó el líder opositor Henrique Capriles, al asegurar que el gobierno desecha la Constitución al desconocer a la nueva Asamblea.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) asumirá con mayoría calificada de dos tercios en el Parlamento el próximo 5 de enero, con lo que pondrá fin a 16 años de dominio chavista en ese órgano.

Además, el chavismo activó este martes un «Parlamento Comunal», instancia prevista en la ley, con el que busca hacer contrapeso a la mayoría calificada que tendrá la oposición en la Asamblea Nacional. Antes de la sesión de este martes, Cabello declaró instalado el foro en un salón contiguo al que alberga al pleno de la Cámara.

«Estos espacios, este salón protocolar, quedan a la orden de este Parlamento Nacional Comunal hasta que estemos nosotros aquí», dijo Cabello ante decenas de delegados de las llamadas «comunas populares», una forma de organización comunitaria impulsada por el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013). «Pueden reunirse las veces que quieran, los días que quieran, para debatir los puntos que les corresponden, las propuestas que le hagamos al compañero presidente Nicolás Maduro», añadió.

El Parlamento, o «Asamblea de Ciudadanos», es considerado la máxima instancia del denominado «poder popular», que complementa a las ramas ejecutiva, legislativa y judicial.

Aunque no figuran en la Constitución de corte socialista, las formas de organización del poder popular están consagradas en una ley y sus actuaciones son vinculantes para los poderes públicos.

«Esa instancia del poder popular se creó hace cinco años como una estrategia del chavismo en caso de perder las legislativas de 2010», dijo a la AFP Eugenio Martínez, especialista en temas electorales y mercadeo político, e indicó que es una manera del oficialismo de «hacerle contrapeso» a la mayoría opositora de dos tercios de la Asamblea.

«Se trata de una estructura legal, un anhelo de Chávez dirigido a restarles competencias a los poderes públicos para transferirlos a las comunas», añadió Martínez, que añadió que es un modelo «muy parecido al sistema político cubano» que «va a generar un debate legal» en Venezuela.

Un artículo de la ley señala que «todos los órganos, entes e instancias del poder público deben guiar sus actuaciones por el principio de ‘gobernar obedeciendo, en relación con los mandatos’ de las organizaciones del poder popular».

Maduro se encontraba este martes con cientos de simpatizantes y trabajadores públicos que marcharon hasta el palacio presidencial de Miraflores por segunda vez tras la derrota electoral del 6 de diciembre, que según él desató una «crisis contrarrevolucionaria de grandes dimensiones». (INFOBAE)