Actualidad

El caso Metro de Quito se reactiva luego de 16 meses

Era febrero del 2018 y la Fiscalía ordenaba archivar la investigación que 10 meses antes se había abierto por la construcción del Metro de Quito. Esta decisión se tomó porque los investigadores “no encontraron evidencias de un delito”.

Pero un año y cuatro meses después, el tema se reactiva. Primero, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) reveló información obtenida por el portal La Posta y que muestra cómo la constructora Odebrecht aparentemente desvió USD 7 millones en dos obras de Quito: Ruta Viva y el Metro.

Mientras el vicealcalde capitalino, Santiago Guarderas, aseguraba que investigarán esta información y que de hallar irregularidades en esta última obra irán a la Fiscalía a denunciar, el contralor Pablo Celi presentaba más información. El funcionario confirmó que la construcción del Metro costó USD 11 millones más de lo planificado. Según el examen DNA5-0005-2017, la variación se debió a dos aspectos.

En el primero, la Contraloría detalla que en el 22 de abril del 2016, la Gerencia del Metro de Quito suscribió un acta de entendimiento con el consorcio Acciona-Odebrecht. ​

Allí se introdujeron cambios a las cantidades establecidas contractualmente en la tabla “cantidades y precios”.

Eso hizo que se creen nuevos rubros, producto de las modificaciones realizadas a los diseños originales elaborados por el Metro de Madrid. ​

Según la Contraloría, a través de esa acta de entendimiento se dispusieron trabajos no contratados y otros bajo la modalidad “Costo más porcentaje”. Además se dispusieron “órdenes de variación”, que hicieron que los valores se incrementen. Estas órdenes se emitieron, por ejemplo, para retirar las instalaciones eléctricas aéreas y colocarlas de manera subterráneas, en el sector de la Jipijapa.

Fuente: El Comercio