Opinión

El caos aéreo

Dr. José Fernando Gómez Rosales/ Guayaquil

jgomezr@hotmail.com

¡Hágase la luz! Y la luz fue hecha. Las compañías aéreas están de plácemes. Gracias a la desaparición de TAME, Compañía insignia del país, los pasajes aéreos nacionales, se dispararon. Los más afectados son los ecuatorianos de bajos recursos que viven en ciudades marginales, los que podían volar por precios accesibles a las ciudades grandes. Ya mismo va a ser más barato el pasaje QUITO-MIAMI-QUITO, que el pasaje GUAYAQUÍL-QUITO-GUAYAQUIL.

Al quitarse la Compañía bandera, los pasajes nacionales se elevaron. Ya hay días en que un pasaje Guayaquil-Miami-Guayaquil llega a costar más de trescientos dólares. Creo que debería haber una ley que defienda al ecuatoriano de bajos recursos y que se ponga un tope a las tarifas aéreas nacionales, con obligación para todas las Compañías.