Opinión

EL CÁNCER DE LA CORRUPCIÓN YA EXISTÍA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

Posiblemente desde antes de ser un Estado libre e independiente ya deben de haber existido pequeños casos de corrupción, que poco o nada significaban en el patrimonio y la economía nacional, en otros casos eran consideradas pequeñas pillerías llamadas comisiones por servicios prestados en provecho del beneficiado, con el advenimiento de la era petrolera la corrupción se prostituyo hasta convertirse en la corrupción actual, en que prácticamente desvalijaron las arcas fiscales.

La siembra del petróleo empezó su cosecha en el año 2007 y continuó hasta el año 2017 en que ya estaba convertida en una Mega Metástasis que dejó un país al borde del desastre económico, social, desbordado por la narco delincuencia que prosperó y prácticamente se tomó el país, esto es desde fines del año 2017
hasta que llego al poder el actual presidente Daniel Noboa Azín.

Desde el año 2017 hasta fines del año 2023 hubo dos gobiernos ineptos y continuista que se convirtieron en ciegos, sordos y mudos que prácticamente murieron en el intento de combatir la metástasis que se convirtió en una megacorrupción actualmente casi imparable convirtiéndose en cómplices y encubridores de la actual situación.

El ataque frontal para devolver al país su estabilidad, paz y tranquilidad es con la fuerza de un poder no comprometido por ningún motivo, con la metastásica megacorrupción que vivimos desde el año 2007.