Opinión

…El Camino de Santiago

Santiago Pérez S./Guayaquil

 

DUALIDAD PARLAMENTARIA

Hemos visto, con asombro y perplejidad, una reticencia extrema, brutal, más que exagerada, a la lógica y más que viable; a más de ser aceptada y recomendada por la sociedad civil profesional, propuesta presidencial de elevar el IVA al 15%. Inentendible.

Y será de esto, precisamente, que tratará El Camino de Santiago en este escrito.

Si no se trata de una  farsa, o una nueva tomadura de pelo a la ciudadanía ecuatoriana, esa férrea oposición a tan aceptable, e inteligente propuesta  resulta más que sospechosa. Resulta, además, que ésta podría simplemente entrar por el ministerio de la ley, sin pedirle permiso a nadie, ni esforzarse tanto, a costo de los dineros del país, para convencer a quienes ni siquiera quieren escuchar. Estos sordos sin embargo, arrojan sobre la mesa las opciones más absurdas, a más de inconstitucionales, queriendo retroceder en el tiempo y gravar utilidades de años anteriores, que YA FUERON gravadas como corresponde. Sugieren que, POR ÚNICA VEZ, se castigue a quienes trabajaron eficientemente y lograron beneficios contables LEGALES, con un hachazo que va, desde un 5%, hasta la barbaridad de un 25%, sobre utilidades ya tributadas, de ejercicios contables y financieros pasados y cerrados. Pero, vemos con mucho asombro y decepción, que el mismísimo gobierno, recién electo, muestra sonriente conformidad con ese desparpajo legal y constitucional, a falta de la supuesta negativa a elevar el IVA al 15%.

Muchos entendidos; más que nosotros en todo caso, que simplemente somos pasto para las llamas, para la repugnante politiquería que practican nuestros “elegidos”; dicen que es simplemente una artimaña parlamentaria; para dejar en claro ante el electorado del 2025, que ellos ¡jamás!, apoyaron una elevación de impuesto alguno, que “perjudique” al pueblo ecuatoriano…así no más.

Cabe decirle al gobierno, que hasta el más tonto y menos despierto de sus gobernados, sugeriría por lo menos unas cincuenta maneras de que, el ESTADO GOBIERNISTA, baje su desvergonzado despilfarro a diestra y siniestra, sin tener que seguir sangrando a quienes los eligieron, mientras ellos viven y disfrutan de condiciones absurdamente beneficiosas, para quienes en su mayoría, hacen muy poco, o no hacen nada. Centenares de millones de dólares, en bienes muebles e inmuebles, se pudren lentamente en cuevas de Ali Babá, como INMOBILIAR; autos de innecesario lujo, elevadísimos gastos de representación, guardaespaldas, choferes, secretarios y, por lo menos 2 secretarias último modelo, acompañan a nuestros funcionarios. Escándalos y fotos muy indiscretas, así lo demuestran; al igual que audios y videos muy comprometedores, que jamás son investigados, sancionados y penalizados. Son muchos miles de millones que la comodidad gubernamental quema, año tras año. Habrá, por lo menos, 50 o más “emprendimientos estatales”, que son desastres financieros para nuestra escuálida economía. Telefónicas, petroleras, distribuidoras, comercializadoras  que son verdaderos paraísos de delincuencia organizada para peculados y malversaciones, siguen siendo INTOCABLES; cuando su privatización, o concesión regulada, representaría miles de millones para el país; sin tener que pedirle a los ciudadanos, que sigan poniéndole agua al caldo y curita al cáncer, la diabetes y la malnutrición infantil, porque no hay plata.

¿Dónde se fue todo el fruto de la productividad y riqueza natural ecuatoriana? Desde ya hace muchos años, seguimos oyendo ese argumento estúpido y cansón de que NO HAY PLATA. Que la culpa es del terremoto, o del río crecido; que bajó el petróleo y subió la gasolina, que la culpa es de los otros, menos de nosotros. Nos robamos a nosotros mismos, empobrecemos y matamos de hambre a nuestros propios niños, sin miramiento alguno.

La asamblea le cuesta al país, más que un hijo bobo; y como hijo bobo, hace boberías para distraernos, confundirnos, y tensionarnos, buscando el momento preciso para dar su zarpazo atroz y corrupto. Pagamos sueldos de lujo, a funcionarios que están obligados a llevar grilletes electrónicos, por delitos contra la ley y contra el estado. Muchos de nuestros asambleístas han sido directamente vinculados con bandas narcotraficantes y narcoterroristas; sin que hasta hoy, ni uno de ellos haya sido seriamente investigado, prontuariado y condenado, como corresponde.

Entonces, ¿a que juega el gobierno? Sin duda alguna, ha habido apoyo y reconocimiento de importantísimos países y organizaciones, pero que piden a cambio “medidas drásticas de control”; y no se refieren únicamente a la eliminación del subsidio de combustibles; que es otra triste y muy hedionda historia, que trataremos en otro escrito.

Si los ciudadanos de a pie nos damos cuenta, y somos testigos de todo lo antes mencionado, que será de los funcionarios y técnicos del FMI, BM, BID, CAF, etc., que SÍ hacen estudios sociales, legales y financieros, antes de abrir sus billeteras y derramar decenas de miles de millones, que hoy argumenta el gobierno, que les serán imprescindibles para cubrir el 2024.

Cuando los grandes de CORDES, economistas, doctores, de reconocida trayectoria de buen manejo financiero, aseguran que Ecuador está al borde del precipicio, están en lo correcto. Precipicio, al que avanzamos a vertiginosa velocidad, sin que a nadie parezca importarle.