Economía

El café busca fortalecerse en Ecuador

El Programa de Reactivación del Café y Cacao Nacional Fino de Aroma también entrega semillas y kits de vivero de café, con el objetivo de renovar las plantaciones con especies más resistentes a la roya.

GUAYAQUIL. Un incentivo por hectárea, para cubrir parte de los costos de producción de café robusta, presentó en Guayaquil el Ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, Javier Ponce Cevallos.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), por medio del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma, dará este nuevo incentivo para reactivar la caficultura de la especie robusta en el país.

De esta manera se busca incrementar la oferta del grano para la industria, y sustituir la importación de casi un millón de quintales de esta especie de café, que Ecuador realiza en la actualidad. En el contexto del cambio de matriz productiva, la sustitución de importaciones es uno de los objetivos.

Con este incentivo, el Magap pretende que más emprendedores agrícolas se unan a los beneficios que brinda la institución por medio del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma para reactivar aproximadamente 30.000 hectáreas.

Y es que el café constituye uno de los productos más importantes de la economía mundial. De la producción nacional total, el 87% se exporta a mercados internacionales, y el 13% se destina para el consumo interno.

Podrán acceder todas las personas naturales y jurídicas que deseen establecer cultivos nuevos o sustituir cultivos menos rentables, que se encuentren ubicados en zonas de intervención del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma en el territorio ecuatoriano.

Los productores deberán presentar la documentación solicitada por los técnicos del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma en las diferentes direcciones provinciales agropecuarias del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca.

Según explicó Dúbber Urdánigo, responsable del proyecto, previo a las entrega de las plantas, primero se capacita al agricultor en las diferentes zonas de intervención, a través de la metodología de las escuelas de campo. “Una vez conociendo su empoderamiento y adopción de las actividades realizadas se hace la selección de los posibles beneficiarios y se les entrega las plantas, recalcó.

Respecto al café, el proyecto busca renovar la superficie cafetalera en 50 mil hectáreas (20 mil de café arábiga y 30 mil de robusta), para incrementar la producción nacional en dos millones 500 mil quintales, hasta el año 2021. (Red. La Nación/Ministerio de Agricultura)