Actualidad

El blindado asaltado transportaba $3.7 millones

Directivos del Banco del Pichicha dieron a conocer que parte del dinero se quemó como consecuencia de la explosión de los dos blindados.

Se tomarán medidas de seguridad adicionales, así lo anunció el Ministro del Interior, José Serrano, mediante rueda de prensa, respecto a los dos vehículos  blindados que fueron asaltados el jueves pasado en el kilómetro 100 de la vía Lago Agrio-Quito, y que según ejecutivos del Banco del Pichincha contenían $3,7 millones de los cuales solamente $ 2 millones fueron recuperados.

Según Serrano, el incidente aparentemente se habría suscitado por negligencia de la compañía Verseum (trasladaba el dinero), por lo que las autoridades exigirán que este tipo de empresas cuenten con un eficaz sistemas de prevención y mayores medidas de seguridad.

Y recalcó, que las compañías dedicadas al transporte de valores deberán estar conectadas al GPS de la Policía Nacional, para evitar en un futuro nuevos atentados.

El operativo conjunto entre la Policía y el Ejército frustró el asalto registrado a los blindados, donde se detuvieron a dos sospechosos de nacionalidad ecuatoriana.

Al momento el fiscal de la provincia de Sucumbíos, Feliciano Azuero,  dictó orden de prisión preventiva para los dos detenidos, que podían recibir entre 22 y 26 años de reclusión, en este intento de asalto que dejó una persona muerta y dos heridas.

“Por un robo agravado de acuerdo al artículo 189 del Código orgánico Integral Penal (COIP), toda vez que en la audiencia se ha logrado probar que los procesados, dentro del acto delictivo, han causado la muerte de un ciudadano, la pena que tentativamente ellos podrían recibir es entre 22 y 26 años”, dijo el fiscal provincial de Sucumbíos, Feliciano Azuero.

Según informó el banco los vehículos fueron embestidos en la carretera por dos volquetas que lograron detener su avance. “De estas se bajaron un numeroso grupo de delincuentes quienes, con bombas Molotov y armas sofisticadas (…) abrieron fuego y buscaron incendiar los vehículos. Los guardias se defendieron hasta agotar sus municiones, momento en el que debieron abandonar los blindados”.

El comandante provincial de Policía de la subzona Sucumbíos número 21, coronel Paúl Terán, señalo que hasta la tarde del jueves “se han contado aproximadamente dos millones de dólares en dinero en efectivo, falta contar las monedas y el dinero que se recuperó de la vía”. (VBF/La Nación)